FACEBOOK

VISTAS
01 de Febrero del 2019

¿Karma Patriota?

A dos días del Super Bowl LIII, Bill Belichick teme ser espiado, motivo por el cual no han entrenado en un espacio abierto previo al Súper Domingo
Dicen que el ‘karma’ alcanza tarde que temprano y en el caso de los Patriotas de Nueva Inglaterra temen que eso suceda. Señalados por espionaje en la temporada 2007, Bill Belichick y sus dirigidos ahora temen que la suerte se les vaya voltear y ellos pasen a ser espiados previo a la edición LIII del Super Bowl que se celebra este fin de semana en Atlanta. Por este motivo, Belichick desechó la posibilidad de que se tenga un entrenamiento público debido a la infraestructura urbana de la zona, la cual podría ser aprovechado para beneficio del rival. “Hay rascacielos de 20 pisos alrededor del campo de prácticas. No creo que podamos tener un entrenamiento público allá fuera”, manifestó Bill. El entrenador en jefe es consciente de ello y el tema sale a relucir a más de una década después de haber sido acusado y sancionado por la Liga por grabaciones de señales durante la temporada 2007-08. Un equipo de trabajo de Belichick filmó una práctica de los Gigantes de Nueva York, situación que motivó a la Liga a sancionar con 5 millones de dólares al entrenador en jefe y con 250 mil a los Patriotas de Nueva Inglaterra, además de quitarle una selección de primera ronda. El escándalo fue tan sólo la punta del iceberg de la animadversión hacia los Pats por parte del resto de los aficionados de la NFL.

ALARMAS ENCENDIDAS

En los Pats ya se encienden las alarmas previo al Super Bowl LIII ante Carneros y este viernes el gran ausente en la práctica fue Donta Hightower. El apoyador tuvo una moelestia muscular y no presenció el entrenamiento con el resto de sus compañeros, en la casi 1 hora 30 minutos que duró el adiestramiento de este viernes, el último previo al choque ante Los Angeles Rams.