19 de octubre 2020

Deportes

Julio Urías, de la adversidad a la gloria en las Mayores

Béisbol

Desde pequeño, el pitcher sinaloense ha tenido que sobreponerse a problemas congénitos hasta convertirse en un novato sensación que tiene a los Dodgers en la Serie Mundial

Por Redacción Magenta

COMPARTE ESTA HISTORIA

Julio Urías no es el ‘Toro’ Valenzuela… pero como mexicano ya lo ha superado en Grandes Ligas; tampoco es Ben ‘Jet’ Rodríguez, personaje ficticio de aquella película icónica de beisbol, ‘Nuestra Pandilla’, que hizo carrera con los Dodgers… pero igual vive un sueño digno de Hollywood.

El pitcher oriundo de Culiacán, Sinaloa hizo historia este fin de semana al guiar a los Dodgers de Los Ángeles a su tercera Serie Mundial en los últimos cuatro años, luego de imponerse a los Bravos de Atlanta, con lo que desbancó a Fernando Valenzuela como el lanzador azteca con más triunfos en Postemporada, con seis.

A partir de este martes, el zurdo irá por otra marca: ser el primer mexicano en todos los tiempos en lanzar en dos ocasiones en un Clásico de Otoño (ya lo hizo antes, en 2018 ante Boston), pero antes debe ganarse la confianza de Dave Roberts para salir como estelar y acabar con la sequía angelina, que data de 1988.

Pero ¿cómo llegó hasta este punto de gloria el joven de 24 años?

La primera batalla con la que tuvo que lidiar se dio desde su nacimiento, el 12 de agosto de 1966, al presentar un tumor en el ojo izquierdo, que si bien lo llevó varias ocasiones al quirófano, no le impidió desarrollarse y jugar beisbol en la Liga Infantil y Juvenil ‘Culiacán Recursos’, donde dio muestras de su gran potencial.

A los 16 años, los Dodgers pondrían su mirada en él para firmarlo en 2013 e ingresarlo de inmediato a la filial Clase A, una Liga más competitiva que la Rookie y en la cual dejaría muy gratas impresiones, con efectividad de 2.48 en 18 aperturas. La temporada siguiente ascendió a Clase A Avanzada para posteriormente, en 2015 fue invitado al Training de Grandes Ligas. El impacto fue total.

Sin embargo, no fue sino hasta un año después, que los Dodgers le darían el visto bueno, después que Urías empezara la temporada en Triple A, logrando una racha de 29 entradas sin permitir carrera en el mes de mayo. A sus 19 años, estaba listo para hacer su incursión en la ‘Gran Carpa’.

Su debut no se dio de la mejor forma, ya que abrió el partido contra los Mets de Nueva York, el 27 de mayo de 2016, siendo relevado antes de concluir la tercera entrada, actuación que le costó ser enviado a Ligas Menores. Después de un ir y venir, consiguió lanzar en Postemporada, en la Serie de Campeonato ante los Cachorros de Chicago, eventuales Campeones, donde cargó con la derrota.

Un año después y pese a su buena campaña, Julio fue relegado nuevamente a Triple A, a la filial de Oklahoma City, donde tuvo un tormentoso trajín, hasta caer de nuevo en Ligas Menores, donde el 10 de julio sufrió una lesión en el hombro que lo obligó a someterse a una cirugía que lo dejó sin jugar por un año.

Posteriormente, regresó por sus fueros hasta conseguir lanzar cuatro relevos en la Serie de Campeonato contra los Cerveceros de Milwaukee (con un triunfo) y tres más en los duelos iniciales del Clásico de Otoño ante los Medias Rojas de Boston.

La Temporada 2019 marcaría un antes y un después en la carrera del culichi, puesto que además de no tener un buen inicio, al ser enviado al bullpen tras cuatro aperturas, un incidente de violencia doméstica, a las afueras de un centro comercial en Los Ángeles, lo mandaría a la ‘congeladora’. La MLB lo suspendió por 20 partidos y él reconoció públicamente su error.

En la actual Campaña 2020, Urías atravesó por una situación atípica, al cambiar su condición de relevo a abridor, con actuaciones que iban de buenas a regulares, pero sin defraudar la confianza del manager Dave Roberts en los Playoffs, por lo que hoy está a las puertas de conseguir su primer anillo de campeonato.

Publicidad
Publicidad
Publicidad