FACEBOOK

VISTAS
08 de Agosto del 2019

Y el futbol queda a deber

Tanto en varonil como en femenil el balompié mexicano lucía con posibilidades de colgarse un metal dorado, pero ninguno de los dos representativos consiguió esa meta
Una de las disciplinas en las que se esperaba que México obtuviera el oro era el futbol, tanto en la rama varonil como en la femenil los representativos aztecas apuntaban al metal dorado y hablar de conseguirlo no era un sueño, sino una meta muy clara. Desafortunadamente, ninguna de las dos selecciones nacionales pudo cumplir la meta principal y fracasaron al no solo no obtener la presea dorada, sino que uno de los equipos quedó fuera del podio y el otro podría correr la misma suerte el fin de semana. Por la infraestructura, trabajo y profesionalización de este deporte, el representativo varonil que dirige Jaime Lozano era candidato al título en los Panamericanos y poder completar lo que no se terminó en la edición anterior, cuando se quedaron con la medalla de plata. El propio entrenador del representativo nacional reconoció que el objetivo era el oro, pero tras caer en penalties contra Honduras, tendrán que luchar por el bronce el sábado contra Uruguay. La Selección corre el riesgo de quedarse sin presea panamericana por primera vez en 32 años. Después de no haber subido al podio en Indianápolis 1987, en las siguientes ediciones de los Panamericanos, el Tri juvenil siempre conquistó al menos una medalla. De no obtenerla, el fracaso sería mayor para el equipo nacional, que tras concluir este torneo tendrá que comenzar a pensar en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. El representativo femenil también quedó a deber, en las dos ediciones anteriores de los Panamericanos se habían colgado el bronce y para los Juegos de Lima lucían lo suficientemente fuertes como para subir de nuevo al podio, pero se quedaron en la Fase de Grupos al terminar terceras de su sector con cuatro unidades. Las dirigidas por Christopher Cuéllar no pudieron cumplir con las expectativas pese a contar con un buen grupo de jugadoras y de esta forma, uno de los deportes que más expectativas crea terminó por fracasar en los Panamericanos, afortunadamente, otras disciplinas contribuyeron en el medallero con preseas que no estaban presupuestadas.