FACEBOOK

VISTAS
15 de Enero del 2019

Estrellas y Estrellados

Se dice que Chícharo interesa al Barcelona… eso a pesar de que el mexicano ha tenido un desempeño más bien mediocre tras su salida del Bayer. En cambio Memo Ochoa ha hecho las cosas mejor, pero no le llegan oportunidades
Dicen que unos nacen con estrella y otros, simplemente, “estrellados”. Y este bien podría ser el caso de dos figuras del futbol mexicano: Javier Hernández y Guillermo Ochoa, dos polos opuestos en cuanto a oportunidades se refiere. Chicharito ha vuelto a dar la nota este semana tras un posible interés del FC Barcelona como delantero que supla en algunos encuentros a Luis Suárez, el estelar de la plantilla. Llegar a un equipo de mayor élite junto a Lionel Messi, representaría un premio mayor para un jugador cuyo rendimiento ha venido a la baja. Tras haberse reivindicado en el futbol alemán con el Bayer Leverkusen, donde anotó 26 goles en su primera temporada (2015-2016), Chicharito pasó a cosechar sólo la mitad en la siguiente campaña (2016-2017). En esas mismas temporadas, Guillermo Ochoa desempeñaba su carrera en el futbol español, en el cual no la pasó del todo bien: de haber sido paciendo y jugado sólo los 11 últimos partidos con el Málaga, en la campaña 2015-2016, pasó a las filas del Granada al siguiente ciclo, donde fue el segundo arquero más goleado de la Liga y su equipo descendió a la Segunda División. Semanas después, justo en el año previo al Mundial, un equipo de la considerada mejor Liga del mundo, el West Ham United, decidió fichar al Chicharito. No obstante, el jalisciense exigió un sueldo de 150 mil euros semanales, según la prensa británica, por lo que fue complacido y se convirtió en el mejor pagado de la plantilla. A pesar de llegar como estrella y ser titular, su rendimiento volvió a caer, pues registró sólo 8 anotaciones, la cuota de goleo más baja desde que llegó a Europa. En cambio, Ochoa llegó a una Liga de poco cartel como la de Bélgica, considerada como la octava mejor del ‘Viejo Continente’ europeo, en donde con sus buenas actuaciones en el Standard de Lieja dio de qué hablar y llegó con buen nivel para disputar el Mundial de Rusia 2018, caso contrario a Chicharito. Hernández, quien sólo registró ocho goles en toda la campaña previa, la cifra más baja desde que llegó a Europa. Chicharito fue titular en cada uno de los cuatro partidos que la Selección Mexicana jugó en el Mundial, marcando sólo un gol, en la victoria contra Corea en el segundo partido de la fase de grupos. “Imaginemos cosas chingonas”, fue la frase que sentenció antes de la justa, la cual no fue de acuerdo a su rendimiento y al final la afición le recriminó, a diferencia de Ochoa, que con sus actuaciones se ganó, nuevamente, los elogios de los aficionados mexicanos. Ochoa fue junto a Thibaut Courtois el mejor atajador de la Copa del Mundo con 25 tiros rechazados de sus adversarios y por segundo mundial consecutivo el planeta habló de sus actuaciones bajo los tres palos. Cuando todos pensábamos que por fin brincaría a un equipo de una Liga de mayor competencia, sucedió lo contrario. Las negociaciones entre el Standard de Lieja y el Napoli italiano no fructificaron y dejaron a Memo Ochoa vestido y alborotado. Todo esto mientras Chicharito se mantuvo firme en el West Ham, pero en redes sociales comenzó a meterse en polémicas con sus fans, quienes le criticaban que sus actuaciones no iban de acuerdo a lo que el jugador presumía, a lo que ‘CH14’ contestaba. Chicharito no cerró el 2018 de la mejor manera y apenas registra cinco anotaciones desde que comenzó la temporada en agosto, pero su imagen puede transformarse en este 2019 si ficha para el Barcelona. En tanto, Ochoa está nominado como el portero del año pasado en la Liga belga y aún aguarda la oportunidad de ser aún mejor compensado.