FACEBOOK

VISTAS
21 de Febrero del 2019

Escándalo del agua

La Federación Mexicana de Natación comienza a tener un conflicto de intereses debido al poder que ejercen Paola Espinosa y Claudia Ruiz, pues los atletas las acusan de tomar decisiones injustas en torno a las representaciones en torneos internacionales
En la Federación Mexicana de Natación, el “monstruo” del dedazo comienza a emerger desde las profundidades debido a señalamientos de “amiguismo” para futuras competencias internacionales. El presidente del organismo, Kiril Todorov, está hundido en las penumbras y no da la cara en su organismo, en el que sus agremiados señalan favoritismo y poder protagónico a Paola Espinosa y Claudia Ruiz, pues los atletas las acusan de tomar decisiones injustas en torno a las representaciones en torneos internacionales. Ruiz es encargada de medios de la Federación Mexicana de Natación y directora de la empresa Atletas MX, la agencia encargada de llevar las relaciones públicas de afamados deportistas de alto rendimiento, entre ellos Espinosa. Aquellos que no son representados por Atletas MX, señalan a Ruiz y Espinoza de ejercer poder en la Federación de Natación para quitar los lugares ganados en futuras competencias y otorgarlos a sus representados. Como lo que sucedió con Rommel Pacheco y Yahir Ocampo, quienes habían clasificado para la Serie Mundial de Clavados en el trampolín de tres metros. Pero que increíblemente, a pesar de la experiencia de la dupla, la Federación de Natación cedió sus lugares a Yahel Castillo y Juan Celaya. Y ahora temen que Claudia Ruiz y Paola Espinoza formen su grupo de clavadistas, inmerecidamente, para los Juegos Panamericanos y el Campeonato Mundial de Clavados de este año, torneos clasificatorios para los Juegos de Tokio 2020. “Si ellos deciden y conforman la selección a su gusto, nos pueden dejar fuera”, declaró Rommel Pacheco a TV Azteca. Otros clavadistas que también perdieron su boleto en la Serie Mundial fueron Kevin Chávez, Andrés Villarreal y Carolina Mendoza, esta última actual campeona centroamericana y cuyo lugar será tomado por Paola Espinoza. Esto desató inconformidades de los mencionados a través de las redes sociales. Las disciplinas acuáticas han dado a nuestro país un total de 15 medallas olímpicas: 14 han sido de clavados y una de natación. Y esta grilla del agua amenaza con una sequía seria para los Juegos de Tokio 2020.