FACEBOOK

VISTAS
22 de Febrero del 2019

Equipos de primera, aficionados de…

Nuevo León puede presumir de que sus equipos están de líderes o figuran en la parte alta de la Liga MX Varonil y Femenil, pero también tiene algo de qué avergonzarse
Rayados y Tigres demuestran que siguen creciendo en el futbol mexicano y no son solo equipos de moda. Su buena temporada no se limita solo a la Liga MX, donde el Monterrey es líder y único invicto hasta ahora y los Tigres son segundos con apenas un punto menos. En la Liga MX Femenil las cosas son similares, las Rayadas también están invictas y encabezan la clasificación con 20 puntos, las Tigres, vigentes subcampeonas, son cuartas de la tabla general con 17 unidades. Sin duda esto es para presumir y son argumentos con los que los aficionados regios pueden discutirle a sus contraparte de otros estados, pero mientras los equipos tratan de estar al nivel de los llamados “grandes” o más populares, hay cosas que aún los mantienen lejos de eso. Un punto en contra para los regios es ese sector de sus fanáticos quienes esta semana, volvieron a dar vergüenza y lástima con sus comportamientos. El jueves por la tarde coincidieron en el Aeropuerto Internacional de Costa Rica, integrantes de las barras Libres y Lokos y La Adicción. No pasó mucho tiempo para que comenzaran las indirectas que fueron subiendo de tono hasta llegar al punto de retarse a golpes afuera de la terminal aérea. Ante las miradas incrédulas y de susto de los otros pasajeros que esperaban abordar sus vuelos, los “aficionados” de Tigres y Rayados siguieron insultándose y la seguridad del aeropuerto fue puesta en alerta. Justo cuando las directivas de ambos clubes afinan los detalles para una campaña de concientización en la que se buscará erradicar la violencia para el Clásico Regiomontano del próximo 9 de marzo, y a la cual diferentes medios de comunicación se le unirán, suceden estos actos que ensucian a los aficionados de Nuevo León. Así es que mientras los equipos dan pasos cada vez más grandes para destacar a nivel nacional e internacional, algunos fanáticos siguen afectando la imagen de los clubes. Tigres y Rayados son instituciones de primer nivel, pero muchos de sus aficionados están muy lejos de serlo.