FACEBOOK

VISTAS
06 de Junio del 2018

El fuera de lugar de Herrera

Aparecen las primeras consecuencias por la fiesta del Tricolor antes de viajar a Europa, Héctor Herrera tuvo que pedir un permiso especial para arreglar asuntos personales en su casa, ¿estarán concentrados en el Mundial los otros participantes de la fiesta o también esperando aclarar temas de familia?
Sanciones futbolísticas no hubo, los dirigentes de la Federación dejaron en claro que los futbolistas estaban en su tiempo libre y si quisieron hacer una fiesta con mujeres antes de viajar a Europa, ellos no podían castigarlos. Pero quedó claro que no se irían en blanco aquellos seleccionados mexicanos que tuvieron una animada despedida. Héctor Herrera fue el primer “soldado caído” y víctima de este festejo. El jugador del Porto tuvo que pedir permiso para ausentarse del entrenamiento de la Selección e ir a su casa a arreglar “asuntos personales”, es decir, explicar qué estaba haciendo en las fotografías que le dieron la vuelta al mundo y donde el mediocampista aparece recibiendo y despidiendo a las mujeres que fueron a la reunión. Herrera no sería el único que tendría problemas familiares, en la cadena ESPN se informó que otro de los jugadores que participaron en esa fiesta y quien también está casado, no ha podido hablar con su esposa. La mujer de este otro seleccionado no quiere tomarle las llamadas al futbolista, luego de haberlo visto en el artículo de la revista TVNotas, donde se dio a conocer el asunto. Esto no solo sería un problema familiar, también estaría pegando en la concentración de la Selección Mexicana que el próximo 17 de junio debuta en el Mundial ante Alemania. Si los jugadores no arreglan su situación o peor, si la fiestecita les cuesta su matrimonio, difícilmente podremos verlos concentrados en la Copa del Mundo y en tratar de llegar al quinto partido. La cruda del Tri parece que costará muy caro y que esta vez, lo bailado sí se los van a quitar.