FACEBOOK

VISTAS
06 de Junio del 2018

Ehhhhh… fiesta, mujeres y alcohol

Para los seleccionados mexicanos, antes de Alemania o el quinto partido del Mundial, primero hay que pensar en la fiesta y en llegar bien relajados a la Copa del Mundo
Horas después de haber sido despedidos entre abucheos y con los gritos de ¡Fuera Osorio!, algunos seleccionados mexicanos decidieron relajarse con su fiesta privada. La reunión causó todo tipo de reacciones, desde aquellas en las que no criticaban el asunto por tratarse de la vida privada de los jugadores, quienes tenían noche libre, hasta la de aficionados que se mostraron ofendidos por el mal ejemplo que estaban dando los integrantes del Tricolor. Si bien los futbolistas no rompieron ninguna regla de la Federación o el equipo nacional y solo los casados tendrían que rendirles cuentas a sus esposas, no es la primera vez que una reunión de este tipo sale a la luz. A los seleccionados mexicanos les gusta celebrar, como cuando lo hicieron en Monterrey después de un partido eliminatorio. En aquella ocasión también invitaron mujeres al hotel en el que estaban concentrados, de hecho fue ahí donde se dio el caso de Yamilé. También se recuerda aquella reunión en la que los integrantes de la Selección Sub 22 que participó en la Copa América, llevaron mujeres al hotel de concentración. El asunto salió a la luz cuando los jugadores reportaron que les habían robado pertenencias y culpaban al hotel, pero las administración del lugar exhibió a los mexicanos, a quienes acusó de llevar mujeres, quienes les habrían robado sus cosas. Este caso terminó con ocho jugadores separados del equipo, entre ellos Marco Fabián y Jonathan Dos Santos, quienes también estuvieron en la reunión del fin de semana en México, antes de viajar a Europa. Bien o mal, criticados o no, lo cierto es que esta reunión no le cae muy bien al equipo mexicano, sobre todo por las críticas con las que viaja al Mundial de Rusia, donde llegar a un quinto partido se ve más complicado que en ocasiones anteriores.