FACEBOOK

VISTAS
11 de Febrero del 2019

Desigualdad europea

En lo que va del 2019, tres goleadas de escándalo se han concretado en el futbol del ‘Viejo Continente’, abriendo consigo una disparidad importante entre clubes
La desigualdad monetaria entre los clubes europeos ha abierto una importante brecha que cada vez más se demuestra con marcadores abultados. Para muestra lo que pasó este domingo: el Benfica de Portugal goleó 10-0 al Nacional este domingo, en partido de la Liga lusitana y propinó así la tercera paliza de más de ocho goles en lo que llevamos del año 2019. Los otros partidos que terminaron con pizarra de escándalo fueron el Manchester City-Burton Albion en Inglaterra (9 de enero del 2019, correspondiente a la Copa de la Liga) y el París Saint Germain-Guingamp (19 de enero del 2019, válido para la Liga francesa). En ambos encuentros el marcador fue de 9-0. Lo anterior vuelve abrir el debate en el balompié del ‘Viejo Continente’: ¿por qué existen este tipo de disparidades entre las Ligas más importantes del mundo? En principio, hay un común denominador: el poder adquisitivo. Los tres equipos antes mencionados son los más ‘ricos’ en sus Ligas, lo que les permite poseer jugadores de mayor calidad y alzar la disparidad de plantillas en sus respectivos países. Así, tenemos que el Manchester City es el club más caro de Inglaterra (1.13 mil millones de euros, según Transfermarkt), el París Saint Germain es el de mayor valor en Francia (912.65 millones de euros), mientras que el Benfica es el segundo de Portugal, tan sólo por debajo del Porto. El dinero también les ha llevado a poseer mayor protagonismo, pues ambos clubes han arrasado en sus principales Ligas y cada torneo se arman para ser campeones. Además, los equipos contra los que golearon cargan, para su mala fortuna, con ser pocos protagonistas o pelear puestos de descenso, como en el caso del Nacional de Madeira y el Guingamp, mientras que el Burton Albion pertenece a la tercera categoría del futbol inglés. Estos mismos fenómenos también acontecen en España con el Real Madrid y Barcelona, o Italia con la Juventus, multicampeones en sus Ligas nacionales que basan su poderío también en el dinero.