FACEBOOK

VISTAS
11 de Febrero del 2019

¿Quién defiende al futbol femenil?

El caso de Macarena Sánchez, quien exige un futbol profesionalizado en Argentina, se une a una serie de desaprobaciones mundiales sobre el balompié de las damas
Mientras en México hubo rumores que ponían en tela de duda a la Liga Femenil MX para el próximo torneo y las declaraciones de Pedro Caixinha, técnico de Cruz Azul, en las que señalaba que no “jugaba con faldas” als er cuestionado sobre este tema, en Argentina reprimen las voces que exigen un balompié más profesionalizado. Macarena Sánchez, hasta hace poco jugadora del equipo UAI Urquiza, ha recibido amenazas de muerte por levantar la voz y pedir a la Asociación del Futbol Argentino mayores garantías para una disciplina más formal. La respuesta que obtuvo ‘Maca’ en su lucha fue de rechazo: su equipo decidió cortarla a mitad de temporada, a pesar de haber sido de las jugadoras más destacadas y en redes sociales exhibe represalias que atentan a su vida. “Dejen de ver con orgullo a una jugadora que labura (trabaja), entrena y estudia. No debe ser tomada como un ejemplo a seguir por hacer triple esfuerzo. No está bueno tener que levantarse a las 7 y volver a tu casa a las 11 de la noche. Dejen de romantizar la precarización”, escribió la jugadora en redes sociales. Hasta ahora, sólo Brasil y Colombia son los únicos países sudamericanos en donde el futbol femenino es profesional. El caso de Maca se une a otros recientes en donde la desaprobación hacia el balompié de mujeres ha sido evidente. En lo anterior, destacan los comentarios del directivo colombiano Gabriel Camargo, quien manifestó que es un “campo de cultivo para el lesbianismo”; los improperios lanzados por el equipo de veteranos del Terrasa hacia el conjunto femenil, o las palabras del dirigente rumano Gigi Becali, quien aseguró que las damas no tienen físico para competir en este deporte.