FACEBOOK

VISTAS
15 de Febrero del 2019

El costo de los ídolos

Los hinchas laguneros han aprendido a querer a sus ídolos con reservas, porque saben que todo acabará en cualquier momento
Compra barato….y cuando apenas la afición y jugador se están encariñando, lo venden al mejor postor. Suele no dar tiempo para vivir el luto, pues olvida rápido. Siempre encuentra rápido a un nuevo amor, con el que vivirá un tórrido romance….pero que estará destinado, como siempre, a acabarse todo muy pronto. En las tribunas, los aficionados han aprendido bien a entregar el corazón con reservas, porque saben que todo acabará en cualquier momento. Y terminarán viendo a su gran amor entregarse, por dinero y fama, en los brazos de otro. Por ahí juraron amor eterno los siguientes: Djaniny Tavares, a quien el Santos compró en 2.2 millones de dólares y lo vendió en 11.2. También Christian “Chucho” Benírez, cuyos derechos le costaron al Santos alrededor de 1 millón de dólares, y lo vendió por 9 millones. Lo mismo Carlos Darwin Quintero, que llegó al equipo de la Comarca a cambio de 2.8 millones y se marchó por 10 millones de dólares. Lo mismo que el portero Agustín Marchesín, por el que Santos pagó 5.6 millones de dólares y lo vendió en 12. En el caso de Oribe Peralta, el Santos desembolsó 1.8 millones de dólares y recibió por su venta 3.9 millones. Una de las primeras grandes ventas representó Matías Vuoso, a quien compró por 1.5 millones y vendió en 4 millones. Las ganancias han sido muy buenas para el Santos. Por la transferencia Tavares al futbol árabe ganó 9 millones de dólares. La venta de Benítez representó un beneficio económico de 8 y medio millones. Por Darwin Quintero, 7.3 millones. La venta de Marchesín le hizo ganar 6.4 millones. La de Oribe, 2.1, y en el caso de Vuoso le dejó un saldo a favor de 2.5 En total, el Santos ganó en todas estas transferencias alrededor de 35 millones de dólares. ¡Una fortuna! A Jonathan Rodríguez lo vendió al Cruz Azul casi en los mismos 3.9 millones de dólares en que se lo compró a Peñarol, aunque para eso ya le había sacado provecho, pues fue pieza clave para el título. ¿Y sabe quién pagó casi todo este dinero? Acertó usted: el América. Equipo al que el Santos le vendió a Vuoso, a Peralta, a Marchesín, a Darwin y al “Chucho” Benítez. Pero el Santos sabe hacer todo funcione bien… mientras dure. No por nada es el segundo equipo con más títulos de la Liga MX en torneos cortos, sólo superado por el Toluca, que tiene 7, y empatado con el Pachuca, con 6. ¿Ya prepara sus siguiente ventas? ¿A dónde irán Jonathan Orozco y Julio Furch?