FACEBOOK

VISTAS
11 de Junio del 2019

Copa Oro sin brillo

Ya no se juega nada importante y los seleccionados con más renombre y marketing no asistirán, haciendo de este torneo una competencia deslucida
Esta edición de la Copa Oro que arranca el sábado, no tendrá el mismo brillo dorado de las anteriores, incluso luce mucho más deslucida y con poco interés. Hay algunas razones por las que este torneo de Concacaf, que anteriormente despertaba más expectación, ahora no se tan llamativo, una de ellas, quizá la principal, es que ya no estará disputándose nada especial ni más allá del trofeo que se le entrega al campeón. Las Copas anteriores tenían el atractivo que el campeón de la competencia se ganaba el derecho a representar a su zona en la Copa Confederaciones de la FIFA, donde se mediría al ganador de la Eurocopa, de la Copa Asiática, de la Copa Africana de Naciones, de la Copa América, al Campeón del Mundo de la FIFA  y al anfitrión del torneo. Ese era en verdad el gran premio de la Copa Oro, ganar el pase para medirse a selecciones de más peso y renombre, pero ahora, tras la desaparición de ese evento, ya solo se disputa el título de campeón de Concacaf. El no jugarse ese boleto a la Confederaciones también pudo influir en la decisión de algunos futbolistas mexicanos de pedir no ser convocados al torneo. Y este es otro punto que le pega a la justa de la zona. Los aficionados que esperaban ver a jugadores que destacan en Europa tendrán que quedarse con las ganas, porque además de las ya conocidas bajas de la Selección Mexicana como Javier Hernández, Héctor Herrera, Jesús Corona e Hirving Lozano, Costa Rica tampoco llevará a la que es en estos momentos su principal figura, el portero Keylor Navas, quien también pidió no ser tomado en cuenta por su representativo. Así es que sin grandes figuras y sin jugarse nada más que el título de campeón de una zona que futbolísticamente no es tan fuerte como la de otras regiones, la Copa Oro perderá mucho de su brillo para esta edición de 2019.