FACEBOOK

VISTAS
05 de Julio del 2019

CONADE, entre demandas y recibos de la luz

Cuando los atletas mexicanos y las autoridades del deporte deberían estar concentrados en calificar a los Juegos Olímpicos del próximo año, pasan el tiempo con demandas y preguntándose si tendrán presupuesto para competir en Tokio 2020
El sueño de superar las 5 medallas que se conquistaron en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, parece que seguirá así, como un sueño, ante los recientes conflictos que se viven en el deporte mexicano. A casi un año de que comiencen los Juegos de Tokio, los atletas mexicanos y las autoridades del deporte viven momentos de incertidumbre y un divorcio como hacía tiempo no sucedía, lo que despierta la duda si México podría siquiera igualar lo conseguido hace cuatro años. Mientras Paola Espinosa tuvo que interponer una demanda contra quien resulte responsable por amenazas y daño moral contra quienes resulten responsables, Ana Gabriela Guevara, directora de la CONADE, anuncia que no hay presupuesto de agosto a diciembre para cubrir las necesidades de los deportistas. “Les anuncio que el mes que entra se nos va a acabar (el presupuesto). Vamos a tener que ir con el presidente (Andrés Manuel López Obrador) y con el secretario de Hacienda (Carlos Urzúa) a solicitarles la extensión. Ya no va a haber presupuesto para salir de agosto hasta diciembre, ya no vamos a poder pagar la luz, lo básico para el funcionamiento de la instalación”, declaró la ex velocista. A esto hay que sumarle el tema de las becas, que obviamente, por no tener dinero, no podrán pagárseles a los atletas que siguen preparándose tanto para los Olímpicos de Tokio como para los Panamericanos de Lima que inician el próximo día 26 de julio. La separación que existe entre los atletas mexicanos y las autoridades del deporte queda de manifiesto con la demanda que interpuso la medallista olímpica Paola Espinosa, quien considera que se ha puesto en peligro su integridad y la de su familia. “Ustedes –medios de comunicación- saben todo lo que se ha vivido, saben cómo se está viviendo este proceso. Simplemente es el hecho de defenderme y de llegar a las últimas consecuencias. Esta demanda es hasta las últimas consecuencias y ante quien se tenga que dar”, declaró Espinosa. Por lo pronto, habrá que esperar cómo le va a la delegación mexicana en los Panamericanos de Lima, Perú, y ver si hay dinero para continuar con la preparación de los atletas que aspiran a clasificarse a Tokio 2020.