FACEBOOK

VISTAS
12 de Junio del 2019

Andy Ruiz tiene lo que le falta al “Canelo”

Saúl Álvarez será el cuarto deportista con más ingresos, pero no ha logrado conectar con la afición mexicana como lo hizo “The Destroyer” con una sola pelea ¿a qué se debe?
Quizá no figure en la lista de deportistas con más ingresos en el año, quizá no pueda darse grandes lujos ni volar en avión privado o estar vestido a la moda, pero aún así, Andy Ruiz tiene algo que el boxeador mexicano mejor pagado en la actualidad no tiene… El nuevo campeón del mundo de los Pesos Pesados, no tiene en su cuenta de banco los 94 millones de dólares que hicieron a Saúl “Canelo” Álvarez ser reconocido por la revista financiera Forbes como el cuarto deportista mejor pagado del 2019, pero tiene una conexión con sus compatriotas que el tapatío no ha conseguido al 100 por ciento. Mientras se debate si Álvarez es en estos momentos el mejor pugilista mexicano en la actualidad y si podrá conseguir otro cinturón en una división distinta, el campeón del mundo de los pesos medios aún tienen que encarar críticas de una parte de la afición mexicana, que en muchas ocasiones sigue cuestionándolo. El caso del dopaje por clembuterol y el haber enfrentado a rivales que quizá no estaban en su mejor momento, son sombras que persiguen al tapatío, quien pese a lo que consigue sobre el ring no logra convencer a algunos. Pero a diferencia de “Canelo”, a Andy Ruiz que prácticamente era un desconocido, le bastó ganar una sola pelea, noquear a Anthony Joshua, para ser en estos momentos un consentido de la afición mexicana. “The Destroyer” no se cansa de repetir que es mexicano, que incluso se siente más mexicano que otros y presume su humildad y sus raíces. Esto, además del aspecto del boxeador de 29 años de edad, le ha caído bien a la mayoría de los mexicanos, quienes ven en Andy Ruiz un ejemplo de justicia deportiva y superación. Así es que ni lo 94 millones de dólares ni el jugoso contrato que tiene con DAZN, han podido poner a Saúl “Canelo” Álvarez como un consentido de la afición mexicana, logro del que Andy sí puede presumir, aunque su cuenta bancaria no llegue ni a la tercera parte de la del tapatío.