FACEBOOK

VISTAS
29 de Agosto del 2019

Varados en el olvido

Tras dos semanas de espera para poder desembarcar y recibir ayuda, los migrantes a bordo del barco Ocean Viking lograron tocar tierra firme en Malta el 23 de agosto.
Después de ser ignorados y de ver como otra embarcación recibía ayuda, los migrantes del barco Ocean Viking lograron ser escuchados y les fue permitido llegar a tierras malteses para poder trasladar a los sudafricanos a otros países de la Unión Europea. Desde principios de agosto, el barco se encontraba en trayecto a ayudar a migrantes que estuvieran varados en el mar. En el camino recogieron a 356 personas tanto en el mar como en puertos africanos. Los voluntarios de las organizaciones trataban heridas físicas y proporcionaban ayuda mínima en el área psicológica. Al pedir puerto para empezar a trasladar a los refugiados, los dos países más cercanos les negaron la llegada a sus puertos. El 13 de agosto se quedaron estancados esperando respuesta, y al igual que el barco de la ONG española, Open Arms, ni Malta ni Italia los dejaban bajar en sus tierras. Malta explicó que dado a que los rescates no fueron en aguas malteses, ellos no cooperarían con recibir a todos. En cambio, Italia no comentó nada al respecto por varios días. "Por el momento no hemos tenido respuesta de Italia y, por otro lado, una negativa de parte de Malta," compartió Frederic Penard, Jefe de Operaciones de SOS Mediterraneé. El martes 21 de agosto, tras esperar por 19 días, los 160 migrantes que abordaban el barco Open Arms, tuvieron respuesta de parte de Italia para desembarcar en Lampedusa, Sicilia y ser reubicados en 5 diferentes países miembros de la U.E. Por otro lado, el barco que operaban las ONGs SOS Mediterranée y Médicos Sin Fronteras no obtuvieron ninguna resolución. Casi un tercio de los migrantes eran menores de edad y el 90% viajaba solo. Ante la autorización de parte de Italia para que Open Arms pudiera llegar en su puerto, el Comisionado de Migración, Dimitris Avramopoulos invitó a los demás países a ayudar. “La Comisión [Europea] llama al mismo espíritu de solidaridad que se mostró ante Open Arms de parte de los Estados miembros ahora hacia el caso de los migrantes en el barco Ocean Viking”. Después de dos semanas varados, el 23 de agosto, Malta permite alojarse en sus puertos. Sin embargo, el país no acogió no permitió la estadía de ningún migrante, según tuiteó el Primer Ministro, Joseph Muscat, Malta sólo sería un medio para comenzar el traslado a los países los países que ofrecieron su ayuda. Una semana después siguen los procesos de traslado y los países siguen acogiendo a los refugiados conforme van llegando. Actualmente, aún continúa el viaje de las 356 personas que estuvieron a bordo del Ocean Viking, esperando continuar una vida grata en su nuevo hogar.