FACEBOOK

VISTAS
18 de Octubre del 2019

Marlboro (Juul) Country

Estados Unidos está a punto de prohibir los cigarros electrónicos, pues enfrentan una crisis de enfermedades y muertes. 1,299 enfermos y 26 muertes es el costo del e-cig.

“Hay que pedir mucho por ella. Está internada en el hospital”

De la noche a la mañana, una adolescente de apenas 17 años ingresó de emergencia al hospital, pues tenía un dolor muy fuerte en el pecho.

Así…de pronto…un dolor inesperado la tumbó por días.

Y es que la adolescente llevaba meses inhalando un e-cigarette sabor chocolate.

Sí chocolate, como los hay también de fresa, chicle y algodón de azúcar, entre otros.

Buen marketing para algo que la FDA en Estados Unidos está a punto de prohibir, pues actualmente dicho país enfrenta una crisis de enfermedades y muertes causadas por el e-cig, como le dicen.

Y es que hoy ya no se necesita de un hombre con sombrero y caballo para seducir a un público Marlboro, sino un sinfín de sabores atractivos al paladar creados por una compañía como Juul, la número uno en venta de e-cigarettes.

El Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos informó que 1,299 personas padecen de alguna enfermedad pulmonar debido al uso del cigarro electrónico y reportó oficialmente 26 muertes causadas por el mismo.

¿Será que estábamos mejor en Marlboro Country?

Y es que aunque lejos quedaron los días del famoso comercial de cigarros en donde los caballos corrían libremente por las praderas…

Aquellos en los que fumar estaba de moda (al estilo Audrey Hepburn) y hasta podías fumar en el avión.

Hoy, con los e-cig enfrentamos un problema quizá más grave que con el humo de cigarro.

Un problema que trae de cabeza a países primermundistas, pues aunque el e-cigarette en occidente se reguló hace apenas 12 años, ya podemos decir que estamos viviendo los irreparables daños.

Y es que desde que salió al mercado se vendió la idea que no era dañino y que podía ayudar a que los fumadores dejaran el cigarro o a los que nunca habían fumado, que fumaran algo por diversión.

Sí cómo no… ni dejaron de fumar (solo aumentaron las cifras) y ni se divirtieron (pregunten a los que han acabado en el hospital).

A pesar de eso, en México apenas llegamos a un comunicado de la Cofepris en el que alerta por los daños del cigarro electrónico y trata de prohibir legalmente su venta, pues se venden sin regulación. Pero también ya comenzamos a notar los daños.

Ya se habla de enfermos internados en hospitales por el famoso “vapeo”.

Según datos de la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco, en México al 2017 más de un millón de personas entre 12 y 65 años utilizan los e-cigs.

Sí, desde los 12 años. Grave problema.

Como grave problema ya es en Estados Unidos, en donde según datos del Instituto Nacional de Abuso de Drogas, el uso del e-cig comienza desde segundo de secundaria y un 66 por ciento de los adolescentes admiten utilizarlo por la gama de sabores que se les ofrece.

Algo peligroso, pues aunque puede saber rico, los creadores y proveedores de los e-cigs no tienen que reportar los ingredientes utilizados.

La FDA asegura que el uso del e-cigarette aumentó en un 78 por ciento entre estudiantes de prepa tan solo de 2017 a 2018.

Y una gran parte de este aumento se lo adjudican a Juul, el Marlboro del 2019, que con su marketing ha logrado captar a una gran parte de la población adolescente en Estados Unidos y otras partes del mundo.

Adolescentes que fueron atrapados por el marketing de los sabores tentadores como capuccino, leche de fresa, mango, menta, entre otros.

Es por eso que hoy directivos de dicha empresa ya pidieron oficialmente una disculpa.

Y es lo menos, pues ya han recibido demandas millonarias.

Tan así que el pasado mes de septiembre, Kevin Burns, CEO de Juuls, renunció y fue reemplazado por K.C. Crosthwaite, un ex ejecutivo de Atria, uno de los más grandes productores de tabaco.

¿En serio? Ah, pero no era nada parecido al cigarro.

Entonces por qué Juul emitió un comunicado asegurando que ya no harían marketing digital, impreso o en televisión de los cigarros electrónicos debido a que varias televisoras como CNN y otros medios de comunicación no aceptaban su publicidad.

De hecho, al día de hoy, el marketing de dicha compañía está siendo investigada por la Comisión Federal de Comercio en Estados Unidos por malas prácticas.

Incluso, la FDA llegó a la conclusión que Juul mintió al decir que sus e-cigarettes hacían menos daños que el cigarro. Irreparable daño.

No se pusieron pulmones negros en cajas del producto, porque simplemente no tuvimos tiempo para llegar a ese nivel. Lo que sí es que el US General Surgeon acaba de declarar el vapeo entre los adolescentes como epidemia.

Sí… ¡epidemia!.

Marlboro o Juul Country, es lo mismo… no nos hagamos.