FACEBOOK

VISTAS
10 de Enero del 2020

Maciel y Raniere: El Reino del Mal

Marcial Maciel y Keith Raniere. Hoy estos dos nombres retiemblan no solo en México sino en el mundo y no por actos extraordinarios sino por crear un reino del mal.
Un reino en donde se presume imperaban el lavado de dinero, los abusos sexuales al por mayor y un sin fin de actos ilícitos. Arrepentidos o no, la penitencia no solo la cumplen los fundadores de Los Legionarios de Cristo y NXVIM (el primero ya fallecido y el segundo en prisión) sino sus seguidores y cómplices (muchos de ellos políticos mexicanos, ex primeras damas y no pocas familias regias), quienes se encuentran en un limbo legal en donde el sexo y el dinero alguna vez fueron la ley.  ……… Marcial Maciel líder católico, fundador de Los Legionarios de Cristo en 1941. Keith Raniere, líder en lo que se refiere a “coaching de autoayuda” y fundador de NXVIM en 1998, empresa autodenominada de marketing en multinivel. Ambos reyes de sus movimientos con un sin fin de seguidores con poder adquisitivo alto, muchos de ellos regios. Por muchos años navegaron con banderas de modelos a seguir, Maciel casi llega a ser “santo” y Raniere fue bautizado como Vanguard ya que presumía que tenía un IQ tan alto como Einstein. Pero no todo lo que brilla es oro. Y es que hoy se sabe del horror y las pesadillas que estos dos psicópatas… porque no se puede decir menos. Los que los seguían, muchos de ellos provenientes de familias adineradas de Monterrey, los adoraban. Les dieron poder. Los veían como algo fuera de este mundo… y vaya que lo eran. Pasaban por chisme las cosas que se decían de ellos. “Maciel abusa de niños. Y no de uno, sino de miles y muchos de ellos del candidatado” “Raniere tiene un harem de esclavas sexuales y las marca como reses en el pubis. Algunas de ellas son regias”. “Obviamente no, la gente inventa”, decían en los círculos sociales. Decían… pues hasta hace poco los mismos Legionarios tuvieron que dar la cara y emitieron un informe en donde aceptaban que se habían cometido 175 abusos a menores, 60 de ellos adjudicados a Maciel. Y se me hacen pocos, después de que el prefecto de la Congregación para los Institutos de la Vida Consagrada reconoció que el Vaticano tenía documentos sobre la conducta de Maciel desde 1943. Por años, el Vaticano trató de tapar las fechorías de Maciel, era muy amigo del Papa Juan Pablo II, pero hoy el Papa Francisco admite las graves fallas del Vaticano al tapar los pecados de Maciel. No les quedó de otra, perderían poder. Con NXVIM igual. Raniere y sus fieles seguidores fueron orillados a hablar con la verdad este pasado verano en un juicio en Nueva York. Juicio que aun sigue abierto y queda mucho por desenmarañar. No por nada se pospuso de nuevo la sentencia definitiva a Raniere de este próximo 17 de enero. Mientras tanto, en ambos casos se sabe que familias regias con poder adquisitivo alto eran uno de los ejes principales para que estos dos monstruos subsistieran. Con decir que varias de las esclavas de Raniere son ex alumnas de algunos colegios de los legionarios y varias de ellas estaban muy metidas en el adoctrinamiento de la legión. ¿Casualidad? No creo. Ambos utilizaban el mismo método para recaudar fondos y de paso cometer abusos al por mayor. Según el libro “El Imperio Financiero de los Legionarios de Cristo”, del periodista Raúl Olmos, dicha institución construyó una fortuna multimillonaria de alcance internacional cuyos recursos son suficientes para subsidiar el Estado Vaticano, solo con los donativos. ¡Vaya líderes! ¡Vaya seguidores! Muy pobres de espíritu. No por nada esta semana se confirmó que se investiga a los Legionarios de Cristo por lavado de dinero. Y los de NXVIM no se salvan, pues también se les adjudica lo mismo, en palabras de los jueces estadounidenses “money laundering”, entre otras cosas.  Tintes de cártel mezclados con secta. Y no lo digo yo… sino varios de sus desertores. ¡Qué horror! Saber que por años seguiste a un rey que predicaba paz y amor y que tal vez llegarías directo al cielo. Y darte cuenta que sus credos principales tenían que ver con dinero mal habido y sexo desenfrenado. ¿O ya lo sabían? Hoy seguramente Maciel no vive en el reino de los cielos y Raniere no encuentra esa paz interior que tanto presumía. Ni ellos ni sus seguidores la están pasando bien. Sino que viven su propio reino del mal. En este reino nadie se libró del mal.  Era una persona muy enferma.