FACEBOOK

VISTAS
16 de Agosto del 2019

Las madams del pecado: Allison Mack y Ghislaine Maxwell

Se dice que detrás de un gran hombre hay una gran mujer. Pero en el caso de dos de los hombres más sonados del año, Keith Raniere, líder de la secta NXVIM y Jeffrey Epstein reconocido financiero norteamericano, se puede decir que detrás de un psicópata sexual hay una co conspiradora o madame, que ayuda a ese hombre a cometer todo tipo de actos ilícitos, principalmente sexuales. Una madame que está ahí para complacer a su hombre aunque tenga las ideas más retorcidas y lleve una vida oscura hacia el abismo. Una co conspiradora que da todo por su amo, hasta la vida misma. Los pecados capitales de Raniere y Epstein se llevaron a cabo con la ayuda de estas dos mujeres. Allison Mack y Ghislaine Maxwell manejaban el menú de esclavas sexuales de Keith Raniere y Jeffrey Epstein y les ponían en charola de plata los juegos mas perturbadores. Y digo manejaban (en pasado) porque Raniere actualmente está preso en una cárcel de Nueva York por delitos como tráfico sexual, conspiración y trabajo forzado y Epstein la semana pasada amaneció muerto tras un supuesto suicidio, también en una cárcel en Nueva York, detenido por liderar un anillo de tráfico sexual de menores. Se puede decir que tanto Allison Mack como Ghislaine Maxwell fungieron como el marketing y PR de Keith Raniere y Jeffrey Epstein. Las dos con high profiles similares. La primera se movía en las altas esferas de Hollywood y la segunda en la élite británica. En otras palabras a ninguna le faltaba ni dinero ni relaciones de ningún tipo pero al parecer lo que carecían era de valores pues en su vida no cabían los escrúpulos. Fueron las cómplices principales de estos dos criminales. Increíble pensar que dos mujeres exitosas cada una en su trinchera, acabarían ayudando y tapando a estos tipos. (Algo les habrán dado a cambio…. y no necesariamente dinero). Mack y Maxwell eran las que engatusaban, las que enamoraban a las chicas de todas las edades (aunque muchas de ellas menores de edad). En el caso de la ex actriz de Smallville, ella junto a Raniere crearon DOS (Dominant Over Slave o Dominus Obsequious Sororium) dentro de NXVIM, una especie de club secreto en el cual reclutaban solamente a mujeres. En ese círculo Mack atrajo a mujeres de varias partes del mundo seduciéndolas al decirles que llegarían muy lejos dentro de la organización supuestamente de “autoayuda”. El fin era engatusar para después abusar. Pero no engatusaba a cualquiera, eran hijas de actrices de Hollywood, de dueños de grandes empresas, de financieros, entre otros. En palabras de Raniere al intercambiar varios mensajes de texto con Mack “creo que sería bueno para ti que tuvieras un fuck toy que funja como esclava para mí, que podrías utilizar como herramienta para darme placer”. En meses pasados varias mujeres testificaron ante un juzgado en Nueva York y reconocieron haber sido abusadas por Mack y Raniere y también de haber sido forzadas a ser marcadas en el área del pubis como reces. Una mujer que testificó a la cual llamaron “Sylvie” dijo que le ordenaban seducir a Raniere con fotos sexualmente explícitas y mensajes de texto con tintes sexuales. Y así más mujeres hablaron, hasta de un calabozo sexual que estaban preparando. Después del juicio que se llevó a cabo este verano Mack se declaró culpable por crimen organizado y en Septiembre 11 de este año se le dictó una sentencia que puede alcanzar hasta los 40 años de prisión. De no creerse para alguien que tenía su vida resuelta en Hollywood. (Estará muy arrepentida de haber dejado Smallville por Pecadoville). El caso de Maxwell y Epstein es muy parecido al de Mack y Raniere, aunque aún Maxwell no se declara culpable, fue la cómplice por 26 años del ex financiero y hoy está en la mira. Al igual que Mack, Maxwell seducía a mujeres, muchas de ellas menores de edad y les prometía carreras de todo tipo incluso hasta llegar a ser modelos famosas, todo para convertirlas en presas de Epstein y así abusar de ellas. En 2002 New York Magazine subrayó que Maxwell le daba cierta chispa a Epstein para relacionarse con otras personas ya que él era de un perfil más bajo. Al morir Epstein la semana pasada por un aparente suicidio (existen muchas teorías conspiratorias que involucran hasta a Trump y los Clinton), Maxwell queda como el blanco perfecto para la justicia pues es el hilo conductor de todas las niñas a las que abusó el entonces financiero. El viernes pasado se abrieron unos documentos sobre el caso de Maxwell y Epstein. Una persona bajo anonimato testificó que Maxwell lo contactó para que le consiguiera niñas de prepa para Epstein. También dijo que Maxwell y Epstein habían participado en tríos con la víctima Virginia Guiffre de 16 años. Guiffre demandó a Maxwell desde 2005 y hoy su caso es el más sonado en los crímenes sexuales de Epstein. Mack actriz de Hollywood, Maxwell socialité británica pero ambas con conexiones en altos niveles del espectáculo y la política. Se puede decir que eran las PR de Raniere y Epstein y que ellos sin ellas no hubieran llegado tan lejos, en lo que se refiere a los pecados capitales cometidos. Las madams del pecado seguramente estarán muy arrepentidas porque de vivir la vida en rosa han pasado a vivir la vida probablemente tras las rejas. Hoy Mack espera su sentencia en septiembre mientras que Maxwell vive “escondida” en una mansión en Massachusetts en donde supuestamente ya la encontraron.