FACEBOOK

VISTAS
19 de Julio del 2019

Juntos el corazón SÍ se equivoca #Aristemo

¿Qué tienen en común la pareja de Modern Family, Mitch y Cam y la de Juntos él corazón nunca se equivoca, Aris y Temo? Claro además de que ambas parejas están conformadas por hombres. Nada. Cero. La primera muy natural y divertida. La segunda muy forzada y con morbo.
¿Qué tienen en común la pareja de Modern Family, Mitch y Cam y la de Juntos él corazón nunca se equivoca, Aris y Temo? Claro además de que ambas parejas están conformadas por hombres. Nada. Cero. La primera muy natural y divertida. La segunda muy forzada y con morbo. Mientras que la serie de Modern Family salió al aire en los tiempos que Estados Unidos aprobaba legalmente el matrimonio entre el mismo sexo a nivel nacional, en México, se estrena Juntos el corazón no se equivoca (novela o serie como ahora le llaman por cuestiones de marketing) en el único país de América del Norte que no reconoce el matrimonio del mismo sexo a nivel nacional. El supuesto propósito de dicha serie, romper barreras y apoyar las relaciones del mismo sexo, se sale de control pues los hashtags calientes y el marketing descarado trae a los jóvenes de cabeza. Muchos la apoyan y otros tantos no. Y que no se nos olvide que vivimos en un país que ocupa el segundo lugar a nivel mundial en asesinatos homofóbicos según datos la organización de Asistencia Legal por los Derechos Humanos. ¿Será que juntos el corazón sí se equivoca? Todos nos acordamos cuando la serie de Modern Family salió al aire en 2009. De alguna forma la sociedad moderna estadounidense se reflejaba ante tan popular sitcom. Rompió barreras.  Eran los tiempos en que los americanos comenzaban a aprobar la unión entre dos personas del mismo sexo y por qué no crear algo fuera de lo tradicional, algo con el que el público se identificara. Eran los tiempos en donde la minoría comenzaba a hacerse mayoría pues la aprobación del matrimonio gay pasó de un estado en 2004 a los 50 estados norteamericanos en 2015. La relación de Mitch y Cam en Modern Family salió sin verse forzada, muy natural. Una pareja de hombres de alrededor de 45 años de edad, desde el comienzo gays. En ningún episodio se vio tocamiento alguno (ese no era el objetivo). Se enfocaba meramente en una relación divertida del mismo sexo. Tan así que la pareja tardó un año para darse su primer beso (y de pico… tan solo duró unos segundos). Sin acercamiento a cámara en todo tipo de ángulo, o sea sin morbo. No había marketing detrás. Ni hashtags calientes. Ni canciones a dúo para lanzar disco. Ni un sin fin de millenials pidiendo que se hiciera una segunda o tercera serie porque aun faltaba que enseñaran más de lo que hacía la pareja.   Muy diferente a lo que ahora vemos entre la pareja mexicana gay del momento, conformada por Aris y Temo, que juntos son #Aristemo. Donde los hashtags calientes y el marketing se ve descarado.   Donde un productor como Juan Osorio se dio a la tarea de aprovechar la calentura de los millenials cuando se enamoraron de #Aristemo en Mi Marido tiene más familia (aunque en ese entonces eran actores secundarios) y de ahí creó la nueva serie que se estrenó este pasado junio, Juntos el corazón no se equivoca en donde #Aristemo es el tema principal y Aris lo interpreta su hijo Emilio Osorio y Temo, Joaquín Bondoni.   De locos en verdad.   Pues veas por donde lo veas esto no es apertura ni apoyo a las relaciones del mismo sexo. Al contrario las cataloga como algo meramente sensual, el tema claramente se sale de foco. Los besos duran más que segundos y los temas que abordan son superficiales. Aquí… lo forzado y fake se ve en su totalidad.   La historia se ve antinatural, no como la de Mitch y Cam.   Con decir que Aris no era gay hasta después de varios capítulos de la novela Mi Marido tiene más familia. Y de ahí trending topic en Twitter y el marketing dirigido a los millenials prendidos con el tema. #Queremosbeso…el público joven lo pidió, pero hubo mucho más que eso y aun hay más.   “Habrá muchisimas escenas subidas de tono en esta nueva serie, ese es el punto”, aseguró Osorio.   ¿Ese es el punto? ¿Las escenas subidas de tono? Andamos mal si ese es el punto.   Pero que morbo, y que estilo tan más burdo de abordar el tema de las parejas del mismo sexo. Y ni qué decir del matrimonio igualitario, pues hace unos capítulos Aris le propuso matrimonio a Temo, fake muy fake.   No te la crees como con Mitch y Cam.   Y menos cuando en el portal de las estrellas titulan un capítulo así: ¡Primeras escenas de Aristemo sin pijama en la cama! Aris y Temo se besan, cantan juntos, juegan con sus roomies y terminan en la cama. ¿Te perdiste la escena? Tienes que verla!   Qué pena tratar un tema tan importante como es la igualdad así. Qué triste saber que los jóvenes de México apoyan y aplauden a este tipo de producciones. Las relaciones del mismo sexo no se enfocan en morbo, así pierde el sentido.   Pero hoy tanto los productores como los jóvenes de México se alimentan de hashtags calientes y marketing descarado.   Qué equivocados están.   Juntos el corazón sí se equivoca.