FACEBOOK

VISTAS
21 de Junio del 2019

El estigma de Diaffaire: Kate vs. Rose

Hoy se “divorcian” laboralmente los duques de #Sussex y #Cambridge. Las parejas reales han decidido andar por caminos separados. Pero este no es el único problema que enfrenta el #PalacioDeKensington. Desde hace unos meses se rumora que Will y Kate tienen problemas…y serios! Mientras algunos dicen que los rumores de un supesto amorío entre Will y una mejor amiga de Kate son falsos otros allegados a la pareja dicen todo lo contrario. ¿Serán los primeros pasos hacia una ruptura real? ¿O la pareja maquillará sus tropiezos con sonrisas y diamantes como lo hizo en su momento #LadyDi? Así: El Estigma de Diaffaire: Kate vs. Rose
Lejos quedó una de las canciones que el príncipe William y la duquesa de Cambridge, Kate Middleton bailaron en su boda. Aquella que puso a los invitados a bailar y a brindar, según varios medios ingleses. Y es que hoy “You are the one that I want” no necesariamente se refiere a la duquesa de Cambridge, Kate Middleton mejor conocida como ´´Kay´´ sino a Rose Hanbury, marquesa de Cholmondeley (Chumley). Y es que hasta hace unos meses se comenzó a rumorear un posible rompimiento entre la pareja “royal” británica por causa de un amorío entre Will y una de las mejores amigas de Kate, la ex modelo Rose Hanbury. Hace unas semanas la revista Intouch publicó que su “matrimonio no era el mismo” y que Kate se encontraba devastada después de enterarse de que William le había sido infiel con una de sus mejores amigas. Sí, Kate y Rose eran muuuuy amigas… ah, y vecinas también. Medios impresos como The Sun, Daily Mail, Intouch Magazine entre otros, siguen hablando del tema mientras que algunos sostienen que dicha información es totalmente “fake”. Fake o no, la realidad es que ya se abrió una conversación que trae a Gran Bretaña, especialmente al círculo “royal” británico, en una intensa ola de calor. Tan así que ya hay abogados de por medio. Y es que hoy, varios tuits han subido la temperatura royal a 40. “Todos saben sobre el affair darling”, así tuiteó Giles Coren un reconocido crítico de comida en Gran Bretaña, quien también habla sobre la vida social de los “brits” en varios medios británicos. Lo borró inmediatamente. Pero mientras se borran tweets, proceden demandas… Will y Kate salen sonrientes en las fotos. Lo cierto es que la rival de Kate ya no trae el anillo de compromiso que le dio su pareja David Rocksavage, el marqués de Cholmondeley (Chumley), tras dichos rumores. Y mientras el fuego se aviva, la fórmula aprobada en los tiempos de Lady Di: “affair, silencio, sonríe” parece estar funcionando para Will y Kate. ¿Será que la historia se repite? Así el estigma de Diaffair. Hoy Kate sonríe y se viste como la princesa Diana. Sus ojos hinchados delatan su llanto. Hoy Will reacciona igual que su padre, el príncipe Carlos. Y como dicen “de tal palo a tal astilla”. Así Will envuelto en un amorío con Rose Hanbury igual que su padre en ese entonces con Camilla Parker Bowles. En ese entonces también se decía que eran rumores. El supuesto amorío de estos tiempos empezó en el tercer embarazo de Kate. Ella quería paz y la pareja decidió mudarse a Norfolk, uno de los condados de Inglaterra. Irónicamente en el mismo sitio que alguna vez Kate encontró tranquilidad, encontró el caos. Y es que su vecina Rose y ella se hicieron amigas en pocos días. Tan así que Rose formó parte de los Turnip Toffs, el grupo de los más amigos de la pareja royal en Norfolk. Kate y Rose no solo eran amigas sino que salían de parejas a cenar y también sus niños de las mismas edades se juntaban a jugar. Eran amigos de familia. Eran…porque al día de hoy, según la revista Intouch, Kate llegó a pedirle a William que la sacara del círculo de la realeza. Mmmm si fuera rumor no creo que pasaría algo así. Rumor o no, lo cierto es que según una escritora británica de la revista Elle, Nicole Cliffe, Will y su hermano Harry están actualmente enojados porque Harry no está de acuerdo con el comportamiento infantil de su hermano. No puede creer cómo lo que algún día arruinó sus infancias lo esté haciendo él con sus hijos. Pero lamentablemente cuando se trata de estas cuestiones, al Palacio de Kensington no le importan los sentimientos o emociones de los involucrados sino el qué dirán. Y es que en su momento Andrew Morton, en su libro “Diana: Una historia real” relató cómo Charles escondía su amorío y cómo la Reina lo ayudaba. Según fuentes cercanas a la Reina ella decía “Diana se imagina cosas, está feliz”. Pero Diana desmintió esto al decir que “había tres personas en nuestro matrimonio” más la “presión de los medios. Todo esto acabó arruinando mi relación con Charles”. Pero al parecer aunque Diana en la famosa entrevista “Cómo le dije a Prince William” le confesó que esas dos cosas fueron muy difíciles de manejar, a su hijo William no le importó repetirlas. Pues ya se desató un rumor, ya hay un supuesto amorío involucrado, ya hay demandas a medios y hay que salir a dar la cara. Según Lady Di, affair más medios igual a destrucción matrimonial. ¿Será? Hoy Will y Kate sonríen igual que en su momento lo hicieron Charles y Diana. Pero amistades del círculo cercano aún dicen que es verdad. “He sabido del affair entre la mejor amiga de Kate y William desde hace un mes. Es de locos cómo han logrado que se mantenga en secreto”.