FACEBOOK

VISTAS
07 de Agosto del 2020

#ConTaconesEntreLegos | Los padres están en otro canal

¿El gobierno en un canal y los padres en otro? De nada sirve apostar al futuro de México con la educación por televisión si los padres no pueden llevar comida a la mesa y el ambiente es hostil en la sala de la casa.
No importa si en México estamos preparados para "el futuro de la educación". Si disque la educación por televisión va a funcionar. Si se repartirán los libros de texto por estado para que los niños y niñas de México sigan estudiando porque "la educación es un derecho". Y si el gobierno saca un 10 en estrategia educacional durante la pandemia. Hoy la cruda realidad que viven los padres de familia en México es otra y no está politizada… menos negociada. Y es que de nada sirve apostarle (porque vaya que le están apostando al negocio) al futuro de México con la educación por televisión si hoy tanto la madre como el padre no pueden llevar los frijoles a la mesa y hay un ambiente hostil, por no decir violento, en la sala del televisor en casa. ¿El gobierno en un canal y los padres de familia en otro? María no duerme porque no tiene dinero para comprarle una computadora a sus hijos. Y es que esta semana le acaban de avisar que aunque el ciclo escolar 2020-2021 será ´´Aprende en Casa por TV´´también necesita una computadora para la entrega de trabajos y la tiene que comprar ya. Ósea para Agosto 24, el primer día de clases. ¿Perdón? Si María apenas gana 2 mil pesos a la semana pues es trabajadora del hogar y con esto de la pandemia apenas ha podido ir a trabajar y ahora menos pues tendrá que quedarse en casa a que sigan aprendiendo sus hijos de 5 y 7 años de edad. La computadora más barata en una tienda popular es de 6,499 y aunque ofrezca pagar quincenalmente por un poco más de 200 pesos, a María aún no le alcanza. Doscientos pesos es mucho para ella pues a parte de llevar los frijoles a la mesa le comparte a su mamá y a su tía parte de su sueldo. Ah y de pasada le paga la cerveza a su marido quien por cierto unas tantas veces la maltrata. Preocupante realidad. Pero es la realidad. En México el porcentaje de los hogares dirigidos por una mujer aumentó en un 28.5 por ciento en 2017 según datos del INEGI. Y la violencia intrafamiliar aumentó un 20.7 por ciento en el primer trimestre de 2020 según la Organización México Social. Vaya datos. Pero más preocupante es saber que estamos viendo dos canales muy diferentes. Uno el que ven la SEP y las televisoras y otro el que ven los padres. Dualidades de México.. digo. Porque mientras unos se preocupan por el presente como María a otros les preocupa el supuesto "futuro de México." Que de "futuro" no hay mucho si mas de 12 millones de mexicanos han perdido su empleo a causa del COVID19. ¿O estamos hablando del futuro en otros términos? No por nada las acciones de Televisa y TVAzteca se dispararon el pasado martes después de firmar el acuerdo con la Secretaría de Educación Pública para transmitir por distintos canales las clases del ciclo escolar 2020-2021. Algo tendrán que ver los 450 millones de pesos que le costarán al gobierno federal. Esto deja mucho que pensar. O ¿no? Un 10 para un gobierno ávido de aplausos y otro para un par de televisoras que han tratado de todo para subir los ratings robados por un Netflix. Mención honorífica si quieren. Tampoco es como que queda de otra pues los países que han decidido abrir escuelas, como es el caso de Israel, han tenido que repensar su estrategia a causa de brotes de Covid19. Pero regresemos a México. ¿ Y María? ¿y sus hijos como estudiantes? ¿En qué parte de la nueva estrategia educacional están María y sus hijos? ¿En el botón verde del control? Como dice la canción de Franco de Vita "no basta". No basta con encender el televisor de casa. Pues aún falta que el marido de María no llegue borracho y la maltrate e interrumpa las clases de sus dos hijos. O qué le alcance para pagar la tan necesaria computadora que tendrán que compartir para la entrega de tareas . Y que su patrona le permita faltar las horas necesarias para salvaguardar la educación por televisión porque sus familiares no pueden cuidar de sus retoños. No basta. Tampoco basta con que el gobierno se saque un 10 en entrega de material por estado, que junto con las televisoras produzcan una cantidad irreal de horas con docentes que jamás han salido a cuadro y que a parte la casa se convierta en el aula de estudio cuando hoy durante la pandemia hay de todo menos paz en esas cuatro paredes. ¿Este es el futuro de México? Cambiemos de canal y veamos la realidad que tenemos enfrente. No queramos sacar 10 en educación cuando falta tanta tarea por hacer para una posible generación perdida.