FACEBOOK

VISTAS
31 de Julio del 2020

#ConTaconesEntreLegos | Las tres Evas

Todos hablan de Emilio Lozoya, Odebrecht, Agronitrogenados pero pocos de las mujeres involucradas: su madre, su esposa y su hermana, quienes tal y como la infanta Cristina en el Caso Nóos, son las Evas detrás del Adán.
Todos hablan del Caso Lozoya. Que si Oderbretch. Que si Fertinal, Que si Agronitrogenados. Pero lo que se nos va de largo es que detrás de un gran hombre hay una gran mujer o varias… digo, aunque en este caso la grandeza es claramente corrompida y distorsionada. Y es que la mujer unas tantas veces es pieza clave de la afamada carrera política y social de su pareja, su hermano o hijo y hasta llega a ser puente para tomar el fruto prohibido. Como en su momento fue pieza clave la infanta Cristina de Borbón de su esposo, el ex duque de Palma de Mallorca, Iñaki Urdangarín en el Caso Noós. De 2014 a 2017 Cristina defendió a su esposo por amor, pero al final no le quedó de otra mas que sentarse en el banquillo de los acusados. “La Eva”, como la llamaban para su propia protección en dicho caso, pagó un precio muy alto por los secretos, las alianzas, confianza y su amor incondicional por el ex duque de Palma de Mallorca. ¿Pasará lo mismo con las tres evas del caso Lozoya? No basta tener las bolsas Prada, la casa en Suiza, la playa privada, los departamentos de lujo en Nueva York y pertenecer a los altos círculos políticos y sociales en México y Europa. Lo digo porque de la noche a la mañana lo puedes perder todo. De Prada a nada. Literal. Como en su momento quedó en la nada la Infanta Cristina debido al polémico Caso Noós en el que su esposo Iñaki Urdangarín y su exsocio Diego Torres fueron acusados de malversación de fondos, blanqueo de capital y fraude entre otros actos ilícitos. Cristina defendió a su esposo durante cuatro años hasta que el caso ya no pudo ser defendible y tuvo que sentarse en el banquillo de los acusados tras figurar en varias de las empresas de Urdangarín. La que la trajo en jaque: la empresa Aizóon. Hasta que se logró desvincular de ella pues dijo que confiaba en lo que hacía su marido y que ella desconocía los movimientos de dicha empresa… pero al final ella la construyó. El torbellino legal fue tan real que hasta le quitaron el título de duquesa… digo a parte de su dignidad y paz mental y claro a su marido que sigue pagando tras las rejas. Y aunque Cristina se salvó de pisar la cárcel, ni las tiaras ni los collares de diamantes le sacaban una sonrisa. Eso en el Caso Noós, que, aunque ya pasaron un par de años, la familia real española aun no se recupera de dicha pesadilla. En el caso Lozoya hablamos de otro tipo de pesadilla pero también muy real como la de Noós. Aunque con un duque hechizo y no una “Eva” sino tres: la mamá Gilda Austin, la hermana Gilda Lozoya y la esposa Marielle Helene Eckes. A estas tres “Eva”, la Fiscalía las señala por lavado de dinero. Sí, por lavado de dinero, pues Lozoya utilizó un esquema que se presume involucra a sus tres tesoros. Con respecto a la hermana la Gilda Lozoya, la Fiscalía General de la República la menciona como probable receptora del dinero para la supuesta compra de Agronitrogenados. Además, se dice que el primer soborno de Odebretch en México, el cual ascendió a 4 millones de dólares, fue depositado directamente a las cuentas de ella. ¿Tendría conocimiento de esto Gilda Susana Lozoya Austin? Imposible cegarse. Por su parte la madre, Gilda Austin, ya pagó parte de las consecuencias en julio de 2019 cuando la Interpol la detuvo en Alemania. La vincularon a proceso por lavado de dinero y asociación delictuosa en el caso Oderbrecht. Dicha Eva es la única bajo proceso penal. Como dicen “madre solo hay una”. Por su parte la esposa de Lozoya, la alemana Marielle Helene Eckes también da mucho de que hablar. Se dice que esta “Eva” se encuentra en Alemania con amparo en mano pues hay una orden de aprehensión en su contra por la investigación del caso Odebrecht. Y es que al igual que Cristina en el caso Nóos a Marielle se le investigan algunas empresas vinculadas a su esposo. La que la trae en jaque: Yacani. ¿Por qué? Porque Yacani, empresa enfocada en bienes raíces, fue creada en 2014 por Marielle y se dice fue utilizada para la subsidiaria de AHMSA, Agronitrogenados. Como dirían, hay mucha tela donde cortar. En su momento a Marielle también le adjudicaron la adquisición de una residencia en Ixtapa Zihuatanejo por un total de 1.9 millones de dólares. Si, 1.9 millones de dólares que incluían playa privada. Se dice que se compró con recursos de procedencia ilícita. No por nada el 11 de Julio la Fiscalía General de la República aseguró la residencia en las playas mexicanas. Además de dicha casa de descanso se presume que Lozoya y su esposa tenían una casa en Ginebra, Suiza y unos departamentos en Nueva York en las zonas mas lujosas de ambos lugares. O sea desayunaban con diamantes al estilo Breakfast at Tiffany's. Por eso me pregunto… ¿A poco la madre, la hermana y la esposa de Lozoya no sabían lo que hacían? ¿Confiaron con los ojos cerrados como en su momento confió Cristina en su esposo Iñaki? Aunque no sabemos a ciencia cierta lo cierto es que en el caso de Cristina si llegó a confesar que nunca le preguntó a su esposo de donde venía ni a dónde iba el dinero, que ella confiaba y firmaba. ¿Será que todas las Evas protegen a su Adán porque es mucha la tentación de morder la fruta prohibida?