FACEBOOK

VISTAS
18 de Septiembre del 2020

#ConTaconesEntreLegos | El grito y las fórmulas mágicas

Es una vergüenza que hoy nuestro México se encuentre entre cachitos de avión y fórmulas mágicas.
Pareciera como si estuviéramos en un cuento de hadas pero la realidad es otra. Y nada mágica.  Hay temas más importantes en la agenda nacional que la rifa de un avión presidencial y el enfoque en el discurso del Covid19 a fórmulas mágicas y otros cuentos.  Digo basta con ver el número de muertes por Covid19. La falta de empleos formales e informales. Y la violencia en contra de la mujer que va en aumento.  The Economist en su edición del 10 de Septiembre critica fuertemente al presidente Andrés Manuel López Obrador por enfocar parte de su mandato a la venta de un avión que no se pudo vender.  "Un símbolo de excesos del pasado se ha convertido en un signo de ineptitud en el presente." Mejor dicho no se puede.  Pues estamos en una crisis sin precedentes y no solo por la pandemia. Y es que en estos tiempos inciertos necesitamos a un presidente que nos hable con la verdad y actúe en consecuencia, no que se esconda bajo las alas de un avión y una que otra fórmula mágica. Como si eso borrara los males actuales. Por eso se me hizo un tanto irónico que el presidente Andrés Manuel López Obrador tuviera razones para gritar Viva México este pasado 15 de septiembre. Y además ensalzara su grito con tres vivas más en medio de un Zócalo vacío, claro por la pandemia.  Y si retembló en sus centros la tierra pero por otras razones, no por festejo.  ¡Viva la grandeza cultural de México!  Incongruencia.  Si en 2020 el presupuesto para gastos de operación y promoción cultural descendió a 9 por ciento.  Y el subsidio a actividades culturales, como ferias y festivales, se redujo otro 44 por ciento, según datos del periódico español El País.  En otras palabras, le quitó algo de la grandeza a la cultura mexicana y esto no solo por los recortes acumulados de sexenios pasados. En palabras de The New York Times, “en lo que se refiere a la política cultural, el gobierno de López Obrador se ha obstinado en ser decepcionante.” ¡Viva el amor al prójimo!   Perdón…¿amor?  Si el amor al que se refiere es “abrazos y no balazos” estamos muy lejos de ser amados.  Tan solo hay que voltear a ver a los familiares de los niños con cáncer, a quienes les quitaron su única esperanza, las medicinas como apoyo del gobierno.  Ya van dos años de desabasto, sin recuperar la vida.  Para ser más precisos, mil 615 niños con cáncer han muerto en los últimos 9 meses según datos de la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer.  O hay que voltear a ver a las madres que recientemente tomaron las instalaciones de la Comisión de Derechos Humanos porque nadie escucha sus plegarias.  Sus hijas han sido violadas, ultrajadas, les robaron la vida, se convirtieron en una víctima más de feminicidio.  Me pregunto: ¿Eso es amor al prójimo? ¡Viva la esperanza en el porvenir! ¿Porvenir? Si en lo que va de la pandemia se han registrado más de 70 mil muertes por Covid19, se han perdido 1.1 millones de empleos formales según datos del IMSS y extraoficialmente se habla de “otros datos”. No quiero ser negativa pero en México hoy la esperanza se convirtió en desesperanza.  El grito no es de festejo pero sí de desesperación.  Desesperación por una transformación de verdad. Por dejar a un lado este circo fallido de cachitos de avión y fórmulas mágicas. Honremos a la vida, gritemos la verdad y actuemos en consecuencia.