FACEBOOK

VISTAS
09 de Octubre del 2020

#ConTaconesEntreLegos | Sweet Devowtion

Octubre es un mes clave para NXIVM. Clare Bronfman es la primera que pagará tras las rejas. ¿Habrá valido la pena la dulce devoción que le tenían americanos, mexicanos y canadienses a Keith Raniere?
A un año de que un tribunal de Nueva York declarara culpable a Keith Raniere, líder de la secta NXIVM, por delitos federales tales como tráfico sexual, conspiración, lavado de dinero, entre otros, una de sus confidentes y financieras, Clare Bronfman es sentenciada a más de seis años en prisión. sale a la luz la serie The Vow en HBO y las autoridades correspondientes aseguran que esto apenas comienza. Hoy los últimos secretos de Clifton Park, sede de NXIVM, salen al descubierto. Si alguna vez los más fieles a Raniere, incluidos unos tantos prominentes mexicanos y mexicanas se creyeron intocables, ya no lo son. Y más porque se acerca la fecha de la sentencia de Keith Raniere este 27 de octubre. ¿Habrá valido la pena la dulce devoción hacia el “casi Dios” por unos años tras las rejas? Cuando vimos las fotos de los tatuajes al lado de la pelvis de varias mujeres nos alarmamos. Cuando supimos del grupo DOS (Dominus Obsequious Sororium) nos preguntamos quiénes lo formaban. Y nos enteramos de que había mexicanas involucradas, más puntuales, varias regias y que muchas eran líderes dentro de la secta y sabían de los pecados de Raniere. Pero como en todo, unas tantas veces el ser humano se cree intocable. Y más si su poder adquisitivo es alto, como la mayoría de seguidores de Keith. Pero la semana pasada ni el poder, ni el dinero pudieron salvar a la heredera del emporio de licores Seagram, Clare Bronfman, quien fue la primera sentenciada del caso NXIVM. Le dieron más de 6 años en la cárcel. ¡Si más de 6 años! Y además tuvo que pagar unos cuantos miles de dólares entre una multa y daños a una víctima. De jetsetter a orange is the new black. Tal cual Ghislaine Maxwell en el caso Jeffrey Epstein. A Bronfman le adjudicaron el uso indebido de una tarjeta de crédito de una de las ex novias de Raniere, Pam Cafrtiz, para evadir impuestos sobre la renta. Y el violar una de las leyes de inmigración con el fin de sacar visas para varias mujeres mexicanas que después trabajarían en NXIVM. Orale y eso que Bronfman lo tenía todo. Y es que la mayoría del grupo de mujeres cercanas a Raniere son de alto poder adquisitivo. Por cierto varias de ellas mexicanas. Ah y una de ellas con un hijo de Keith. Pero regresemos al hoy, lo sorprendente es que ni la sentencia hizo que Bronfman le diera la espalda a Raniere. Sino todo lo contrario, declaró a los cuatro vientos su gran devoción hacia el Vanguard, como también lo llaman. “Mucha gente, incluida mi familia, creen que debo dejar a Keith y NXIVM, pero no lo he hecho y eso es duro de entender y aceptar para ellos. Pero para mí NXIVM y Keith han cambiado mi vida para bien.” A ver, a ver… no creo que “para bien” sea acabar tras las rejas. Y es que Bronfman detalla en una carta al juez Nicholas Garaufis del tribunal de distrito de Brooklyn que no está lista para “disavow” al líder del culto sexual. ¡Vaya sweet deVOWtion! Es aquí donde me pregunto: ¿cómo una mujer educada, pensante, heredera de un emporio, puede caer en las garras de un criminal y todavía defenderlo? O su salud emocional está dañada o le hicieron cocowash…literal. Y es que si ven The Vow en HBO todo tiene más sentido, porque te meten al mundo NXIVM de primera mano. Mark Vicente, Sara Edmondson, Bonnie Piesse entre otros que alguna vez estuvieron en dicha secta desmenuzan los secretos y exponen las verdades de NXIVM en especial del grupo DOS o The Vow. En uno de los capítulos explican como Nancy Salzman, la mano derecha de Raniere, usaba la técnica de hipnosis para reclutar a nuevos miembros. Se dice que llegó a reclutar alrededor de 16,000 personas para los cursos que ella desarrollaba. Hoy se declara culpable de varios cargos. Y su hija Lauren también. Además se presume que Salzman y Raniere reprogramaron a unos tantos miembros de NXIVM para convertirse en sus fieles seguidores. Vaya empresa de autoayuda. Ya van cinco de nueve episodios de la serie The Vow y los mexicanos apenas y salen…pero salen. En las reuniones con el supuesto Vanguard, en los consejos petite comité y creando medios como The Knife para defender a Raniere de las supuestos crímenes que en ese entonces le adjudicaban. Pero si salen o no los hijos de unas tantas familias adineradas de México es lo de menos, lo cierto es que hay mucha tela de donde cortar y se dice que varias víctimas que no han hablado hablarán y unos tantos culpables caerán. William E. Sweeney Jr., subdirector a cargo del FBI,, dijo al New York Times que “Clare Bronfman es la primera de muchos en ser sentenciada por los crímenes que cometió en pos de los objetivos de NXIVM. Si bien su destino no elimina de ninguna manera el trauma que probablemente seguirán sufriendo las víctimas de NXIVM, sí destaca los esfuerzos del gobierno para llevar a justicia a todos los involucrados en una serie de hechos ilícitos realizados en beneficio de esta organización.” Así que tarde que temprano el devowtion terminará en commotion. Porque la verdad saldrá a la luz. Con mexicanos implicados oficialmente o no. Se dice que hay contundente evidencia. Octubre es un mes clave ya que Raniere será sentenciado el 27. Y al parecer su futuro no le pinta nada bien pues se dice que las autoridades han interceptado correos y llamadas en las que no demuestra gota de arrepentimiento. Y además asegura que está siendo perseguido por las autoridades a causa de una gran mentira empoderada por la política y el dinero. Sea como sea…el cóctel explosivo de la sentencia de Clare Bronfman, la serie The Vow de HBO y los detalles al descubierto de las autoridades correspondientes pone a todos los involucrados (estadounidenses, mexicanos y canadienses) en mode insomnio. Y probablemente repensando la devoción que le tenían al afamado Vanguard. Porque no creo que valga la pena el intercambio de sweet devowtion por unos años tras las rejas. Aunque Clare Bronfman hoy piense lo contrario.