FACEBOOK

VISTAS
26 de Junio del 2020

#ConTaconesEntreLegos | El peligro del #Luciale ship

Mientras hacemos TT a Gatell, los jóvenes andan en otros hashtags: #Luciale y #Juliantina. Que los productores sigan creando series con personajes LGBT, para despertar la hormona millennial, me parece irresponsable.
Mientras los mexicanos seguimos preocupados por las cifras maquilladas que nos da el gobierno con respecto al Covid19…  Y hacemos trending topic al famoso doctor #HugoLópezGatell, por sus ya “reconocidas” metodologías. Y al presidente, Andrés Manuel López Obrador, por sus mañaneras con “otros datos”… Nuestros jóvenes andan en otro hashtag… Uno que no tiene que ver con #SusanaDistancia sino todo lo contrario. ¿Y tú como padre ya te subiste al #luciale ship? Hoy más que nunca los derechos LGBT+ son reconocidos mundialmente. Y en México año tras año se nota más la apertura. Y lo aplaudo. Pero de eso a que los directores y productores de las principales televisoras sigan creando series y novelas con personajes LGBT+ jóvenes con el fin de despertar la hormona millennial, me parece un tanto irresponsable. Como es el caso de #luciale en la serie de Telemundo, 100 días para Enamorarnos. En donde dos chicas jóvenes pasan de ser amigas a gustarse… y una de ellas es transgénero.  Y es que aquí ya no hablamos de un  relationship o “ship”, así le llaman los millenials a las parejas famosas mas hot del momento, como el de #Juliantina en el Canal de las Estrellas, en donde eran dos mujeres que se gustaban sino que hablamos de un “ship” transgénero. Otro tema.  Y no me refiero a que un escenario sea mejor que otro sino que en ambos la delicada situación de las chicas se aborda de una manera muy superficial y fuera de contexto.  Y eso confunde. Porque no tocan el tema LGBT+ de fondo.  Solo por la superficie. Con cambios de atuendo y besos. Pero eso al parecer no importa. Si lo que quieren las televisoras es rating millennial. Y más cuando dicha población se identifica con este tipo de temas. Un estudio de GenForward de la Universidad de Chicago asegura que el 22 por ciento de los millenials latinos en Estados Unidos  se identifican como LGBT+. Lo que no saben estos jóvenes es que unas tantas veces las dudas sobre su género son simples fases de la pubertad. O sino chequen el artículo de The Atlantic en dónde unos padres por poco someten a cirugía transgénero a una de sus hijas y al final con ayuda profesional se dieron cuenta que su hija estaba pasando solo por una fase de la pubertad. Lo que me preocupa es que aquí en México apenas sale una nueva pareja LGBT+ en la pantalla chica y se vuelve un trending topic caliente. La conversación joven en la arena digital. Y por las razones equivocadas. No por la defensa de los derechos humanos. Con ships como los de #luciale no eliminaremos ese 59 por ciento de los estudiantes que hace comentarios homofóbicos en la escuela según datos de la UNESCO.  Ojo.