FACEBOOK

VISTAS
16 de Junio del 2020

UANL se saca 10 en Finanzas

En tiempos de crisis, la Universidad Autónoma de Nuevo León destaca en el salón como la universidad pública con las finanzas más sólidas del país.
“Nosotros ajustamos el gasto al ingreso que tenemos. Nada más”, explica de manera concisa Óscar de la Garza, director de Planeación Financiera de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Para uno de los cerebros financieros de la Máxima Casa de Estudios de la entidad, esa es la clave del éxito financiero de la institución. “Lo que nosotros hicimos es, ‘bueno, con lo que tenemos, nuestros ingresos, nos ajustamos’ y siempre con la premisa de no disminuir la operación. O sea, mantener la operación regular de la universidad”, cuenta en entrevista con Código Magenta. Y es que recientemente, la UANL obtuvo la máxima calificación crediticia otorgada por la calificadora internacional Fitch Ratings: AAA+. “Es un reconocimiento que hace la agencia calificadora al trabajo que ha hecho la Universidad en los últimos años en materia financiera, donde hemos logrado consolidar las finanzas y te pudiera decir que somos, seguramente, la universidad con finanzas más sólidas en el país”, sostiene De la Garza. “Me refiero como universidad pública”. Porque no todos los días sucede que una institución pública destaque por su estabilidad financiera. “Muchas veces, en los entes públicos, lo que pasa es que operan con déficits, y el déficit lo que provoca a veces es que lo tiene que financiar”, subraya. Pero en la Uni, como se le conoce en el Estado- el proceso de reorganización financiera de los últimos años logró incluso disminuir la deuda en un 40%, dice De la Garza. ¿Qué hicieron para lograrlo? “Siempre revisando, constantemente, los gastos, ¿verdad? Que los gastos que siempre estén justificados, que sean prioritarios... Y básicamente eso fue”, indica. Porque la estabilidad económica en tiempos de crisis, parece rendir frutos. “La Universidad lo que hizo fue adaptarse rápidamente a las circunstancias y seguramente somos de las pocas universidades que logramos hacer una transición satisfactoria, exitosa, con nuestros programas académicos, y nuestra operación no ha parado”, comenta. Incluso -sostiene De la Garza- la Nueva Normalidad podría representar para las universidades una Nueva Oportunidad. “Probablemente va a ser una oportunidad para que tengamos, por ejemplo, programas mixtos. O sea, tener una parte presencial y otra en línea”, indica. “No digo que con esto nos vamos a pasar totalmente a virtualidad o en línea, pero sí podemos combinar o sacar nuevos programas. Yo creo que ese es uno de los proyectos que se pueden utilizar. Y está abierto para todas las universidades”. Y sobre todo, para aquellas que los puedan solventar, operar y administrar correctamente. “Porque si tú tienes una administración sólida, que trabaje bien, que sea eficiente, que operativamente esté estable, todo eso se traduce en mejores resultados en la parte educativa”, explica. Hoy, la Universidad Autónoma de Nuevo León presume un 10 en Finanzas. Y ahora le toca a sus estudiantes.