5 de julio 2022

4 de mayo 2022

Comunidad

Tren Maya: crónica de un ecocidio anunciado

Activistas ambientales sostienen que la ruta del Tren Maya impactará de manera negativa el ecosistema de cuevas subterráneas de la zona, pese a la reticencia del gobierno de reconocer la amenaza de un ecocidio

Por Redacción Magenta

COMPARTE ESTA HISTORIA

¿Qué pasó?

Pese a la reticencia del gobierno de reconocerlo como un ‘ecocidio’, activistas ambientales sostienen que la ruta del Tren Maya -de un total de mil 554 kilómetros- impactará de manera negativa el ecosistema de cuevas subterráneas de la zona, que incluye su fauna silvestre y cenotes.

¿Por qué importa?

  • El Tren Maya se ha vuelto un asunto contencioso entre activistas medioambientales de la sociedad civil y el gobierno de López Obrador, quien ha acusado una campaña orquestada de grupos empresariales y de Estados Unidos.
  • El colectivo “Sélvame del Tren” denunció que el cambio de trazo del Tramo 5 del proyecto representa un “ecocidio” dado que afecta a cenotes y a cuevas que deberían ser consideradas patrimonio natural del país.
  • Además, ha advertido que este proyecto de infraestructura no cumple con evaluaciones ambientales, viola la ley, podría causar la tala de millones de árboles y pone en riesgo el sistema de ríos subterráneo más largo del mundo.

El contexto:

A finales de abril, el juez primero de distrito en Yucatán, Adrián Fernando Novelo Pérez, ordenó detener la construcción del Tramo 5 del Tren Maya, al haber indicios de daños irreparables en la zona de Playa del Carmen a Tulum, al considerar que el proyecto no contó con autorizaciones de impacto ambiental.

Los detalles:

  • De acuerdo con la investigadora y activista, Tania Ramírez, el cambio de trazo del Tren Maya, que originalmente iba a recorrer la autopista que conecta Playa del Carmen y Tulum, amenaza con destruir un tesoro único en la selva maya.
  • “Es un suicidio… Es cortar las venas de un lado al otro. A cada paso que das puedes encontrar una cueva, y muchas veces me dicen ‘no está en el trazo, está al lado’, pero en realidad todo está conectado”, refirió a la AFP la espeleóloga de 42 años, respecto al una red subterránea de cuevas, ríos y cenotes que desembocan en el mar Caribe.
  • Entre los descubrimientos recientes de los ambientalistas destacan la “Dama Blanca”, una cueva nombrada así en honor a un pez endémico y “El Escondrijo”, la cual guarda vestigios arqueológicos de la cultura maya.
  • “Es una zona hueca que no soportaría el peso de un tren… (El Tren Maya) Va a pasar por lugares donde todo está así, con agua o sin agua, pero hueco”, agregó a la agencia de noticias francesa, Vicente Fito, un buzo de 48 años que recorre esos ríos casi a diario.
  • Tras la modificación del trazado original, que según reportes periodísticos causó pesar en la industria hotelera que se vería afectada por las obras, el presidente Andrés Manuel López Obrador negó que fuera a causar algún tipo de afectación.
  • Lo que se buscó fue irnos a las tierras (selváticas) de atrás, donde hay más firmeza en el suelo y menos cenotes o no hay, o menos ríos… El tren no va a afectar cenotes, no va a afectar ríos submarinos, esa es una invención”, refirió.
  • El mandatario a defendido que su gobierno ha reforestado 500 mil hectáreas en la región, inclusive, en su conferencia matutina ha presentado testimonios de pobladores del ejido Jacinto Pat, en Tulum. La AFP intentó entrevistarlos sin éxito.
  • En tanto, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial de la Riviera Maya, Lenin Betancourt, afirmó que la obra es vista por el sector como una oportunidad de combatir la pobreza que prevalece en la zona.
  • “Necesitamos generar este tipo de proyectos y sobre todo de esta envergadura… Tenemos que combatir esa pobreza”, indicó Betancourt.
  • Sin embargo, para el espeleólogo y activista Otto Von Bertrab solo existe una solución a dicho problema: “vuelvan a la carretera y hagan un tren viable que pare en los hoteles y pueblos, que les sirva a los turistas, a los trabajadores”.
Publicidad
Publicidad
Publicidad