FACEBOOK

VISTAS
22 de Julio del 2020

Muertas invisibles: los feminicidios van al alza y nadie responde

En México una mujer es asesinada cada dos horas. Más o menos lo que dura la conferencia matutina del presidente, en la que de feminicidios no se habla... ni aunque se le pregunte.
En la conferencia matutina, Frida Guerrera, periodista experta en temas de género, hizo preguntas puntuales al presidente sobre los objetivos de algunos organismos que se dedican a erradicar la violencia contra mujeres, niñas y niños. ¿La respuesta? Fue la misma de siempre. “Bueno, pues fíjate que te voy a repetir que es el gobierno que más protege a las mujeres”, señaló Andrés Manuel López Obrador, a pesar de que la periodista le pidió que no le respondiera con el mismo discurso. Porque aunque el presidente le dé la vuelta al asunto, los datos son directos: junio fue el mes con más feminicidios desde que López Obrador es presidente. Las cifras oficiales reportaron 99 feminicidios en ese mes, lo que significa un aumento del 35.6%. Y esos números tienen nombre y apellido. Como el caso de Silvia Jazmín que en 2019 fue asesinada presuntamente por su exnovio. El cadáver de Silvia fue encontrado en un basurero clandestino cerca de Minatitlán, Veracruz con dos impactos de bala y la mitad de su cuerpo calcinado, reportó la Fiscalía de Veracruz. Once meses después del asesinato de Silvia, su madre sigue esperando que se haga justicia. “Ustedes no se imaginan cómo era mi hija, ya deben de saber porque ya la han visto en las fotos, en las redes, pero no se imaginan cómo nos las entregaron, lo que nos entregaron de ella”, dice entre lágrimas su madre. Por casos como el de Silvia en marzo marchamos para reclamar que en México cada día matan a 9 mujeres. Pero con las cifras actualizadas ya no hablamos de 9, sino de 12 mujeres asesinadas cada día. Según lo reporta Expansión en un análisis sobre los feminicidios, en lo que va de la administración actual, 6,770 mujeres han sido asesinadas (1,456 víctimas de feminicidio y 5,314 por homicidio doloso), esto según las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP). Así que por más que el presidente quiera, en los feminicidios, no hay otros datos y si los hubiera serían más aterradores, porque en nuestro país 9 de cada 10 delitos no se denuncian. Por eso, las buenas intenciones de que a él y a su gobierno le importan mucho las mujeres, quedan a deber. Además, hace días el Inmujeres, el instituto que trabaja por la igualdad de género, sufrió un recorte del 75% de su presupuesto para gastos operativos. Que son 151.9 millones de pesos totales. Aunque su directora, Nadine Gasman, reconoce que “no es un golpe al presupuesto del Inmujeres, es una reducción del presupuesto de toda la Administración”... el recorte está. Y la Hacienda justifica amarrar aún más el cinturón por la crisis económica ocasionada por la pandemia. Además Nadine Gasman, señala que la lógica del gobierno es continuar apoyando a las mujeres a través de los apoyos directos que se entregan a través de los programas prioritarios, y estos no han sufrido recortes. Sin embargo, la periodista Frida Guerrera, que trabaja de la mano con las víctimas, difiere que con eso se vaya a resolver el problema. Incluso le señaló al presidente que no hay una estrategia real para atacar el tema del feminicidio. ¿Las mujeres muertas seguirán invisibles?