FACEBOOK

VISTAS
01 de Octubre del 2020

Los muertos sin nombre

México está en medio de otra crisis, la de los cuerpos no identificados. Y por culpa de esta crisis aunque los familiares busquen y busquen a sus desaparecidos, jamás van a encontrarlos.
Enedina González encontró los restos de su hijo desaparecido. Buscó a Víctor durante 6 meses y con ayuda del colectivo Buscadoras por la Paz, lo encontró… muerto, pero lo encontró. Por más desolador que eso sea, encontrar los huesos de Víctor es una buena noticia, porque en México, miles de familias que buscan a sus desaparecidos nunca los encontrarán. Y es que en este país, hay otra crisis aún más desoladora, la de los cuerpos no identificados: en México hay más de 73 mil personas desaparecidas; pero también existen 38 mil cadáveres no identificados en los Servicios Médicos Forenses del gobierno. Así, mientras ellas buscan y buscan, las autoridades podrían saber en dónde están, por lo menos 38 mil de ellos. La investigación de Quinto Elemento Lab documentó que a la mayoría de esos muertos los enterraron en fosas comunes, otros siguen en los Semefos del país o fueron donados a universidades, algunos más están en funerarias. Pero aquí no acaba porque a estas dos crisis se suma una tercera, la de los servicios periciales. En Veracruz, las madres del colectivo Solecito encontraron la fosa clandestina más grande de México. Pero se toparon con más decepción. De los 302 cuerpos que exhumaron, las autoridades sólo pudieron identificar a 40, los demás siguen anónimos. Y es que cuando las autoridades abren un expediente por desaparición, es obligatorio integrar un registro de ADN. Pero Rosalía Castro, del Colectivo Solecito, asegura que la mayoría de las carpetas no lo tienen. El gobierno en turno sí reconoce esta crisis, pero responsabiliza a gobiernos anteriores, y a la falta de infraestructura, personal y recursos. “A un gran número de cuerpos no se les practicó la necropsia y fueron inhumados indebidamente en distintas fosas comunes bajo el argumento de que existía una sobrecarga de los servicios forenses a nivel nacional”, señaló Alejandro Encinas, el subsecretario de Derechos Humanos. En 2019 López Obrador prometió un Mecanismo Extraordinario para reparar el daño, y este junio presentaron una estrategia para llevarlo a cabo. Hasta el momento siguen miles de cuerpos sin nombre y siguen miles de fosas ocultas… Y las familias siguen esperando.