16 de septiembre 2021

13 de septiembre 2021

Comunidad

El Título 42 es la pieza clave del gran problema migratorio

Mientras que la atención se enfoca en la política “Permanece en México”, la gran mayoría de los solicitantes de asilo en Estados Unidos son rechazados bajo el Título 42

Por Magenta Staff

COMPARTE ESTA HISTORIA

¿Qué pasó?
Mientras que la atención en Estados Unidos y México se enfoca en la política “Permanece en México”, la gran mayoría de los migrantes que llegan a suelo estadounidense son rechazados bajo la política denominada “Título 42”, la cual no les otorga el derecho a audiencia para solicitar asilo político.

¿Por qué es importante?
El uso de esta política de expulsión por parte de la administración de Joe Biden en Estados Unidos -con la complacencia del gobierno de México- está provocando el surgimiento de campamentos informales en ciudades a lo largo de la frontera México-Estados Unidos, poniendo en riesgo a los buscadores de asilo y exponiéndolos a “grandes riesgos de daños, que incluyen secuestro, violación y otros ataques violentos”, de acuerdo con la organización Human Rights First.

Detalles:

  • La gran mayoría de los migrantes que llegan a territorio estadounidense en busca de asilo son expulsados inmediatamente bajo el Título 42, una política introducida durante el gobierno de Donald Trump que se excusa en la emergencia sanitaria del covid-19 para expulsar a cualquier persona que no cuente con documentos migratorios que le permitan su entrada legal a Estados Unidos.
  • Al menos 940 mil personas habían sido expulsadas bajo el Título 42, reportó la BBC a inicios de agosto. Recientemente, algunos de ellos han sido repatriados a sus países de origen en vuelos organizados por el gobierno de Estados Unidos. Otros son devueltos a México.
  • En un comunicado, el Centro de Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) informó que la política seguirá activa hasta que el covid-19 deje de significar un riesgo a la salud pública. El CDC indicó a principios de agosto que revisará la situación cada 60 días.
  • En las últimas semanas, la Suprema Corte de Estados Unidos ordenó al gobierno del presidente Joe Biden reinstalar los Protocolos de Protección de Migrantes (MPP, por sus siglas en inglés), mejor conocidos como la política “Permanece en México”, la cual obliga a los solicitantes de asilo en Estados Unidos a esperar sus audiencias en suelo mexicano.
  • Hasta principios de septiembre, 70 mil solicitantes de asilo, en su mayoría centroamericanos, cubanos y haitianos, han sido instruidos a esperar fuera de Estados Unidos, con frecuencia en campamentos en condiciones insalubres e inseguras.
  • La reinstauración de los MPP ha significado un dolor de cabeza para el gobierno de Washington: por la derecha es criticado por no controlar el flujo migratorio a suelo estadounidense, mientras que por la izquierda se le señala de continuar con las mismas políticas migratorias que denunció durante su campaña presidencial.

Contexto:

  • Luego de altibajos durante los cuatro años del gobierno de Donald Trump, la migración del Caribe y Centroamérica hacia Estados Unidos a través de México vio un repunte significativo desde que inició la administración de Joe Biden, quien en campaña prometió acabar con las políticas migratorias inflexibles de su antecesor republicano.
  • Pero el auge en la cantidad de personas que buscan solicitar asilo en Estados Unidos rebasó el sistema migratorio y desató una crisis política a raíz de centros de detención saturados y miles de migrantes -muchos de ellos menores de edad- en pobres condiciones.
  • El asilo es un estatus legal que el gobierno de Estados Unidos puede otorgarle a personas que están en riesgo de sufrir daños o violencia en sus países de origen debido a su religión, opinión política, orientación sexual, u otras razones – y que no son protegidos por sus propios gobiernos.
  • Defensores de derechos humanos en Estados Unidos señalan que el gobierno no está respetando el derecho humano de los migrantes a solicitar asilo en Estados Unidos y obtener una audiencia ante un juez migratorio para exponer sus casos.
  • El gobierno de México ha acordado con su contraparte estadounidense recibir al grueso de los solicitantes de asilo, así como a los expulsados bajo el Título 42, en territorio mexicano. Sin embargo, la falta de recursos y capacidad de las autoridades en México han provocado un caos en la frontera norte y sur del territorio nacional, puntos de mayor concentración de migrantes.
Publicidad
Publicidad
Publicidad