27 de enero 2022

3 de enero 2022

Comunidad

El doble discurso de México frente a Ómicron

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, argumenta que la variante Ómicron no derivará en un aumento sustancial de hospitalizaciones por Covid-19. El ISSSTE dice lo contrario: espera un aumento exponencial de hospitalizaciones y ha pedido una reconversión de sus unidades médicas

Por Redacción Magenta

COMPARTE ESTA HISTORIA

¿Qué pasó?

Mientras que el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell argumenta que la variante Ómicron no derivará en un aumento sustancial de hospitalizaciones por Covid-19, el ISSSTE afirma lo contrario: espera un aumento exponencial de hospitalizaciones y ha pedido una reconversión de sus unidades médicas.

¿Por qué importa?

Aunque la variante Ómicron ha provocado un aumento exponencial de casos en Europa, todavía existe un alto grado de incertidumbre sobre la severidad de la nueva cepa, que según un estudio de la Facultad de Medicina LKS de la Universidad de Hong Kong infecta 70 veces más rápido. Hasta el 27 de diciembre, México registraba 254 casos detectados.

El contexto:

  • La semana pasada, Hugo López-Gatell reconoció en la conferencia mañanera que la variante Ómicron es “claramente más transmisible, pero produce menos enfermedad grave”, con lo que mantuvo la narrativa del gobierno federal de que los efectos de esta derivación de Covid-19 serán menores en México.
  • Inclusive, destacó que la inmunidad por vacunación “sigue siendo eficaz” para impedir el contagio y aunque señaló como indiscutible la posibilidad de enfrentar una cuarta ola en el país, el alza impactaría el número de casos, no así las hospitalizaciones.

Los detalles:

  • El sustento del funcionario se basa en las bajas cifras de hospitalizaciones en México, con un 11 por ciento, mientras que en el caso de inmunizaciones, hasta el momento se tienen registrados a 72.7 millones de mexicanos con esquema completo, por lo que insistió en guardar la calma.
  • “En una cuarta ola a expensas de ómicron veríamos una gran cantidad de casos, pero una proporción mucho menor de hospitalizaciones de lo que hemos tenido en las olas previas”, refirió López-Gatell.
  • Por el contrario, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE) hizo un llamado a sus unidades médicas a proceder a una reconversión hospitalaria ante la inminente cuarta ola de Covid-19, impulsada por la variante Ómicron.
  • “El número de casos esperado es muy alto y debido a este incremento y al volumen de población en nuestro país, se espera que el número de hospitalizaciones se vea incrementado de manera exponencial.
  • “Por lo anterior, se les solicita de la manera más atenta preparar sus unidades médicas para una posible conversión e incremento en el número de camas disponibles para atención de estos pacientes conforme avance la cuarta ola en sus entidades federativas”, se puede leer en un oficio con fecha del 2 de enero, firmado por el director Normativo de Salud, Ramiro López Elizalde y dado a conocer por Reforma.
  • El contenido del escrito coincide con la narrativa de Gatell, en el sentido de que la velocidad de transmisión de esta variante es mayor que las anteriores, aunque no por ello esto signifique desdeñar sus efectos, los cuáles provocarán un gran número de casos leves con manifestaciones bronquiales, en vez de pulmonares.
  • “Se traducirá en un incremento de las consultas ambulatorias de primer y segundo nivel de atención de medicina familiar, por lo que se deberá reforzar la atención en las áreas Triage para el correcto diagnóstico y derivación de los pacientes a donde correspondan”, se agregó en el documento.
Publicidad
Publicidad
Publicidad