18 de octubre 2021

29 de julio 2021

Comunidad

¿Alguien revisó las vacunas?

México importó millones de dosis de vacunas de AstraZeneca que no fueron propiamente inspeccionadas por las autoridades sanitarias, de acuerdo a una investigación de Reuters

Por Redacción Magenta

COMPARTE ESTA HISTORIA

¿Qué pasó?

De acuerdo con una investigación de Reuters, tanto México como Canadá importaron millones de dosis de vacunas de AstraZeneca, las cuales no fueron propiamente inspeccionadas por las autoridades sanitaras estadounidenses.

¿Por qué importa?

  • El hecho se da en medio de un multicriticado manejo de la pandemia por parte del sector Salud y días después que el INEGI confirmara que durante 2020 fallecieron más de 201 mil personas a causa del Covid-19, siendo la segunda causa de muerte en el país.
  • A esto se agrega que según cifras del sitio Our World in Data, hasta el 28 de julio pasado, en México se ha inmunizado apenas al 34.27 por ciento de la población, siete meses después de haber arrancado la campaña nacional de vacunación.

El contexto:

A finales de marzo, el presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó el envío de 2.5 millones de dosis de vacunas de AstraZeneca por parte del gobierno de Joe Biden, mientras que para Canadá se liberaron 1.5 millones de dosis, todas provenientes de la planta en Baltimore perteneciente a Emergent BioSolutions Inc.

Los detalles:

  • Según Reuters, además de AstraZeneca, Emergent se encargó de la fabricación de las vacunas de Johnson & Johnson, bajo la certificación de reguladores europeos que habían constatado que la fábrica cumplía con “buenas prácticas de manufacturas”.
  • Sin embargo, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) confirmó a Reuters que la certificación se basó a través de una inspección vía remota, la cual se centró en un área de la instalación en la que en realidad no se producían inyecciones de AstraZeneca, algo que no se había reportado antes.
  • Tres semanas después, la Administración de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) detuvo la producción en la fábrica tras descubrirse que la vacuna de Johnson & Johnson se contaminó con material usado para elaborar las inyecciones de AstraZeneca.
  • Tiempo después, los inspectores de la FDA dieron cuenta de las condiciones insalubres y del personal mal capacitado de la planta, misma que se revisó súbitamente para comenzar la fabricación de vacunas en plena pandemia. Hasta el momento, la producción sigue detenida, con decenas de millones de dosis de ambas vacunas en el limbo.
  • Reuters agregó que por ahora no se han relacionado informes de enfermedades producto de las vacunas fabricadas por Emergent, ni los reguladores han reportado la administración de dosis contaminadas en ninguna persona.
  • Al respecto, AstraZeneca informó en un comunicado que dichas vacunas fabricadas por Emergent se sometieron a más de 40 pruebas con el fin de cumplir los requisitos de seguridad, pureza y calidad, además de que sus estándares de fabricación “son evaluados rigurosamente y verificados de forma independiente por los reguladores”.
  • En el caso de México, la Cofepris le aseguró a Reuters que la FDA fungía como la principal responsable de certificar las operaciones estadounidenses, pero después confirmó que la fábrica había sido certificada por reguladores europeos. Pese a ello, la dependencia reportó que sigue “confiado en que el proceso de autorización se llevó a cabo con todo el rigor necesario”.
Publicidad
Publicidad
Publicidad