martes 28 marzo 2017
  • TAGS
Que alguien me explique

El ‘tornado’ del ‘Bronco’

Después de mucha especulación 'El Bronco' cumplió lo que prometió en su campaña

POR Ramón Alberto Garza

Sábado 4 junio 2016

No alcanzó a cumplir el año como gobernador independiente electo cuando Jaime “El Bronco” Rodríguez desenfundó lo que fuera su gran promesa de campaña: vamos a perseguir la corrupción de los Medina.

Las apuestas iban y venían en todos los sentidos.

Que si no la cumpliría.

Que si ya estaba arreglado con el gobierno federal a cambio de apoyos para Nuevo León.

Que si estaba esperando a tener todas las pruebas para que no se diera el resbalón.

Que daría el campanazo cuando cumpliera el primer año.

Lo único cierto es que a cinco días de cumplirse el año de su elección, El Bronco envía a su fiscal anticorrupción, Ernesto Canales, y a su asesor Aldo Fasci a anunciar las conclusiones de su “Operación Tornado” que incluye las acciones contra

Rodrigo Medina, con denuncias penales y embargo de bienes.

No se trata de una operación solitaria contra el ex gobernador.

 

Hablamos de lo que se presume es una acción concertada, con distintas maquinaciones, que incluyen denuncias contra 9 funcionarios estatales, 5 de ellos de primer nivel, 10 empresarios y 2 funcionarios bancarios.

La investigación incluye a dos alcaldes en funciones además de dos diputados federales.

El expediente luce muy fundamentado, exhibiendo las redes de complicidades políticas, personales y familiars.

Las pesquisas judiciales son 117, de las cuales 47 ya están documentadas como presuntas acciones penales, 28 están casi concluidas las averiguaciones y 42 en procedimiento de integración de expedientes.

Las historias que se cuentan en lo que se evidencia como una larga investigación no son nuevas. Como la de los terrenos de Kia en Pesquería o los negocios personales de Papá Medina.

 

La valiosa aportación es que se evidencia cómo con enorme paciencia se fueron descubriendo las redes de complicidades y los hechos concretos que permiten hoy tipificar los delitos que alcanzan lo penal.

Por eso hoy se entiende la justificación plena del retraso en lo que ya se sentía era una olvidada promesa de campaña.

Por supuesto habrá que ver si las acusaciones se sostienen ante los tribunales y la defensa que harán Medina, sus funcionarios, amigos y familiares.

Pero por ahora, el gobernador Jaime Rodríguez y sus escuderos anticorrupción Ernesto Canales y Aldo Fasci, elevan los bonos del del Bronco, revaloran su gobierno independiente y devuelven una esperanza que se sentía perdida.

Por supuesto que sobrarán aquellos que acusarán de oportunismo político al revelar los detalles y las denuncias dos días antes de las elecciones del domingo 5 de junio.

Y que la inclusión de otras pesquisas judiciales contra la ex alcaldesa panista de Monterrey, Margarita Arellanes, vienen a exhibir tanto al PRI como al PAN como almas gemelas en la corrupción.

Solo habrá que esperar unas horas para saber si la “Operacion Tornado” en el Caso Medina causó los estragos electorales suficientes en aquellas entidades en donde cabalgan otros candidatos independientes.

Por ahora, enhorabuena para Jaime Rodríguez quien con su fiscal anticorrupción Ernesto Canales, recuperan el bono democrático con el aplauso de los ciudadanos.

Y todavía faltan las investigaciones de las tierras y las inversiones de los Medina en Texas. Pero esa, será la cereza en el pastel. El Tornado se volverá Huracán.

CONOCE AL STAFF DE MAGENTA

Ramón Alberto Garza

Comentarios