viernes 26 mayo 2017
Que alguien me explique

Tomás Zerón

Sorprende que en el informe del GIEI, que evaluó el caso de los 43 desaparecidos en Ayotzinapa, el nombre de Tomás Zerón apareciera en el centro de los cuestionamientos

POR Ramón Alberto Garza

Miércoles 27 abril 2016

Tomás Zerón es el mejor policía-investigador de México. Como subprocurador y director de la Agencia de Investigaciones Criminales, tiene sobrados, reconocidos y muy respetados méritos en campaña.

Por eso sorprendió que en el informe del GIEI (Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes) que evaluó el caso de los 43 desaparecidos en Ayotzinapa, su nombre apareció en el centro de los cuestionamientos.

En concreto se le acusa de hacer una visita no reportada, clandestina, al sitio en donde presuntamente uno de los detenidos, Agustín García Reyes alias “El Chereje”, revelaría el lugar en donde se deshicieron de los cuerpos ya calcinados. Nada mas falso.

El director de la AIC debería de salir a dar la cara para desmentir, con hechos, con videos, con bitácoras que los expertos independientes pecaron de incompetentes, en el mejor de los casos, o actuaron con dolo, en el peor.

Porque para ellos, una foto en la que Zerón y “El Chereje” son vistos en el presunto paraje de las desapariciones fue suficiente para presumir un hecho oculto, perpetrado para sembrar evidencias y osamentas. La Paca dixit.

Si los expertos indagaran de verdad, encontrarían que nada existió oculto y que todo se hizo a la luz del día, en presencia de múltiples testigos, incluyendo periodistas y visitadores de las Naciones Unidas.

Primero, porque la visita de exploración del sitio fue anunciada públicamente un día antes en un boletín de prensa de la PGR, invitando a medios y observadores a que acudieran.

Segundo, porque desde que el helicóptero matrícula XC-JBX partió de la SIEDO con Zerón y El Chereje, todo el evento fue videograbado para ser cuidadosos con el debido proceso. Si era “clandestina”, ¿para qué videograbar?

Tercero, porque si se ve con detalle ese video, se observará que en la visita supuestamente no reportada, existieron decenas de elementos de la Marina, agentes de investigación, e incluso periodistas como el corresponsal del Wall Street Journal.

Cuarto, en el video, al final del recorrido de Zerón y El Chereje, se observa a Omar Gómez Trejo, en ese momento Alto Comisionado de las Naciones Unidas, interactuando con ambos personajes.

Es el mismo Omar Gómez Trejo que hoy aparece como secretario del GIEI, el grupo de expertos que dice que aquella visita al paraje de Cocula fue oscura y clandestina. ¿Por qué entonces falsear la información con tanta malicia?

Lo que se evidencia en este controvertido caso es la descalificación de la descalificación.

Porque si los expertos tenían duda de la supuesta visita no reportada, primero debieron preguntar al director de la Agencia de Investigaciones Criminales para conocer sus puntos de vista.

Habrían visto las pruebas y los videos –en donde incluso aparecía uno de los que hoy acusan- y el caso sería insostenible.

Pero los defensores de los derechos humanos violentaron los derechos humanos y les urgía ir a revelar “su verdad” al extranjero, en la primera página del New York Times. La mentira se evidenció.

Ahora solo falta saber si actuaron así por incompetencia o fue un acto de mala fe, con alguna mano que les meció la cuna.

CONOCE AL STAFF DE MAGENTA

Ramón Alberto Garza

Comentarios