martes 28 marzo 2017
Lo que Importa

The Canales Papers

Código Magenta tuvo acceso al expediente de la demanda que revela los detalles de cómo el fiscal de “El Bronco” se habría apropiado del dinero de Cusi

POR Carolina Hernández

Martes 19 abril 2016

En Nuevo León, el recién nombrado fiscal anticorrupción, está –irónicamente­– en el banquillo de los acusados.

Ernesto Canales se enfrenta a acusaciones y cuestionamientos por un caso que involucraría presunto robo, simulación de actos jurídicos, abuso de confianza y hasta la eventual evasión fiscal.

Y es que el abogado y zar de la administración de Jaime Rodríguez “El Bronco” es acusado por su cliente Paula Cusi, de haberla despojado de  6 millones de dólares.

Código Magenta tuvo acceso al expediente de la demanda que revela los detalles de cómo el fiscal de “El Bronco” se habría apropiado del dinero de Cusi, tercera esposa de Emilio Azcárraga Milmo, durante un juicio en el que él, era su defensor.

El litigio se inició en la Ciudad de México, en tiempos en el que el actual jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, era procurador.

Estos papeles evidencian también que –al estilo de The Panama Papers– por medio de una empresa en Holanda y depósitos bancarios en Suiza, Canales habría triangulado esos fondos, de los cuáles aún no está claro su destino.

El caso ha trascendido de tal forma, que el pasado 4 de abril Canales fue citado por el Congreso local para ahondar en las acusaciones.

 

Pero ahí comenzaron los traspies del fiscal.

 

En su defensa ante los legisladores, el subprocurador incurrió en una contradicción fundamental.

Aseguró que esos 6 millones de dólares le correspondían por “costos del litigio”.

Sin embargo, y de acuerdo a los documentos en poder de Código Magenta, el 15 de agosto del 2015, el abogado de Canales, Igor Trujillo, aseguró ante el Sexto Tribunal Colegiado en Materia Penal en el Distrito Federal que el dinero que reclamaba Cusi eran pagos contemplados por un contrato de prestación de servicios firmado en mayo de 2010.

Estos documentos evidencian que Televisa realizó el pago de 6 millones de dólares bajo el concepto de proveedor de servicios a Summer Stream CV, empresa constituida en Holanda con sede en Suiza. Y de la cual Ernesto Canales era el representante.

El pago se hizo mediante dos transferencias bancarias. Una, identificada con el número d13717926294 y la otra con el d14713484950, ambas por un monto de 3 millones de dólares.

Los dos movimientos tenían como origen la cuenta 36932117 que Televisa tiene aperturada en City Bank, Londres.

 

La relación de Canales con Cusi se remonta al 2007, cuando la viuda de Emilio Azcárraga Milmo interpuso una demanda civil en la que alegaba que sólo se le había entregado el 10 por ciento de la herencia del fundador de Televisa y no el 16.6 por ciento que aseguraba le correspondía.

El acta de la demanda especifica que Cusi reclamaba el 16.6666 por ciento de las acciones que al fallecer presuntamente le heredó Azcárraga Milmo.

En el proceso, Canales figuraba como su apoderado.

El 26 de abril de 2011, Cusi fue consignada al Reclusorio Femenil de Santa Martha Acatitla, acusada del delito de falsedad de declaración en forma reiterada en el juicio.

Tres días después recuperó su libertad, luego de que las partes involucradas llegaran a un acuerdo.

Ahí, es donde entra en escena el zar anticorrupción.

Como parte de la negociación, los abogados de Cusi –Ernesto Canales y César García Méndez– acordaron con los demandados la transferencia de las acciones a cambio de la libertad de su cliente, 50 mil pesos y una contraprestación por 6 millones de dólares.

 

Sin embargo, Cusi solo recibió los 50 mil pesos, de la contraprestación nunca supo nada.

En la demanda que interpuso en contra de Canales, la viuda de “El Tigre” argumenta que solo recibió la cantidad de 50 mil pesos y que nada le adeuda ninguno de los codemandados y/o sus representantes o funcionarios.

El 17 de mayo de 2011, Canales y García Méndez firmaron una “carta de instrucción” con el representante de la empresa demandada, Alejandro Bustos, donde explicaba la forma como realizaría ese pago y para lo cual daban dos opciones:

De acuerdo a los documentos Televisa elegirá ya sea depositar la cantidad mencionada a la cuenta 000157210 de HSBC Bank o bien mediante la contratación que lleve a cabo la empresa de servicios de mercadotecnia de la empresa Summer Stream CV hasta por la suma de 6,000,000 de dólares.

Summer Stream C.V., empresa de Canales registrada en Holanda, había firmado en 2010 un contrato con Televisa para publicitarse en Europa.

En su demanda contra Canales, Cusi alega que ella nunca dio esa instrucción….. y más aún, que dicha carta tampoco le fue entregada.

El 26 de marzo de 2012, Paula Cusi interpuso una demanda en la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, acusando a Canales y a García Méndez de apoderarse y disponer, en su beneficio de 6 millones de dólares pagados por Televisa, “obteniendo un lucro indebido y generado un detrimento patrimonial”.

Si ese dinero era parte de sus honorarios ¿por qué no justificar esos gastos?

Si le correspondían ¿por qué triangularlos por la ruta de paraísos fiscales en Europa?

Y si son legales… ¿Podría el ahora zar anticorrupción de El Bronco mostrar su declaración fiscal para determinar si de verdad pagó los impuestos sobre esos 6 millones de dólares?

Mientras todo eso sucede, justo ayer el diputado local del PRI, Gabriel Tláloc Cantú, ratificó su denuncia ante el Ministerio Público por presuntas amenazas por parte del subprocurador.

CONOCE AL STAFF DE MAGENTA

Carolina Hernández

Comentarios