domingo 23 abril 2017
Compartido

Mujeres on fire

Las mujeres comenzaron un movimiento social, cultural y hasta económico usando las palabras de Donald Trump

POR Carolina Hernández

Miércoles 25 enero 2017

Seguramente Donald Trump no imagino que estas cuatro sencillas palabras acabarían por ser todo un movimiento social, cultural y hasta económico.

La primera reacción al desafortunado -para él-  comentario del ahora presidente de Estados Unidos fue un intenso poema de la adolescente Nina Donovan.

De inmediato, el poema de Nina se hizo viral.

Pero eso no paró ahí…

El insulto se convirtió un grito de guerra.

Y un día después de toma de protesta de Trump, miles de desagradables mujeres salieron a las calles y se hicieron escuchar…

Por si fuera poco, las mujeres le pegaron a Trump en lo que presume mejor sabe hacer(No, no tuitearon)
Hicieron de su frase un gran negocio.

Cientos de productos con la leyenda Nasty Woman se vendieron por todo Estados Unidos.

Tan solo Google Ghost, creador de una de las camisetas, recaudó en los primeros días más de 200 mil dólares en ventas.

Janet Jackson ni siquiera tuvo que hacer nada para beneficiarse del asunto.

Su canción “Nasty” de 1986 aumentó sus reproducciones en Spotify en un 250 por ciento.

El sitio web de ropa, Nasty Gal, cambió el banner de su página a Nasty Women un día después del debate.

En Nueva York, se formó un colectivo con más de 700 artistas.

La exposición mostraba una enorme instalación con paneles tridimensionales que formaron las palabras Nasty Woman en las que fueron colgadas todas las obras de arte.

El primer día, recaudó 42 mil dólares.

Y por supuesto, estuvieron los pussy hat, que inundaron los tutoriales en Internet.

Donald Trump sabrá mucho de negocios, pero definitivamente sabe poco sobre hacer enojar a las mujeres…

CONOCE AL STAFF DE MAGENTA

Carolina Hernández

Comentarios