sábado 29 abril 2017
Lo que Importa

La cremación ya no es negocio

La Iglesia prohibió que los difuntos descansen en otro lado que no sean los templos o cementerios, el Vaticano tomó la decisión prohibirle a sus fieles ponerse creativos con los restos de sus difuntos

POR Luis Cardona

Miércoles 26 octubre 2016

La muerte, para muchos ya era un negocio

Pero llegaron otras modas para rendir tributo a los difuntos.

Quizá por eso la Iglesia prohibió que los difuntos descansen en otro lado que no sean los templos o los cementerios.

Y es que a la Iglesia ya no le gusta que la gente prefiera guardar las cenizas de los difuntos en la vitrina de su sala o repartirlas entre primos y hermanos o que se pongan naturistas y la tiren al mar… o se la echen de abono a un árbol o peor aún las conviertan en algo tan mundano como un diamante.

No. No. No… Eso es pecado… claro, y gmtambién malo para sus finanzas.

Porque ¿dónde quedó aquella bonita tradición de hacerle una misa al muertito, cuerpo presente, con caja de caoba, adornada en terciopelo rojo y luego enterrarlo como dios manda en el terreno familiar?

Sonido de caja registradora y que salga el número de la suma de la misa, la caja y el terreno (se puede usar el meme que hace la cuenta de Ray Man)

O si ya se pusieron modernillos… ¿dónde eso de cremar al ser querido y comprarle su caja con brocados de oro y rentarle un lugar en el mausoleo de la catedral?

Por eso, el Vaticano tomó la decisión prohibirle a sus fieles ponerse creativos con los restos de sus difuntos…

La Congregación para la Doctrina de la Fe justifica esa decisión como una reacción a las nuevas prácticas en la sepultura y en la cremación contrarias a la fe de la Iglesia, pero sobre todo porque “los muertos no son propiedad de los familiares, son hijos de Dios, forman parte de Dios y esperan en un campo santo su resurrección”.

Luis Cardona
CONOCE AL STAFF DE MAGENTA

Luis Cardona

No tengo el talento pero tengo la actitud.

Comentarios