FACEBOOK

VISTAS

Huachicoleo: ¿por dónde?

El negocio de extraer combustible o huachicol, es una extensa red de complicidad que incluye desde el huachicolero raso, empleados de Pemex, policías, hasta huachicoleros de cuello blanco. ¿cómo detener tan redituable negocio?
Cuando ve uno los reportes de las más de 4 mil tomas clandestinas detectadas en 2016 para sustraer combustible de los ductos de Pemex, existe la certeza que detrás de ese robo está una bien articulada y aceitada red de complicidades. No se trata únicamente de ladrones de combustible, sino de un bien montado operativo que incluye a muchos cómplices sin los cuales sustraer y venderlo haría imposible la floreciente industria del llamado huachicol. Va desde quienes en Pemex sustraen los planos para localizar los ductos, pasando por una Policía Federal que protege a las bandas criminales y las policías estatales que acaban como custodio de los huachicoleros. Incluye a redes de operadores de pipas que desplazan los millones de litros de gasolinas robadas hasta las gasolineras que compran a precio de rajatabla ese combustible robado.