miércoles 26 abril 2017
Que alguien me explique

Gallinas “muertas”, o “el caldo gordo”

La opinión de Ramón Alberto Garza sobre el desatinado comentario del presidente Enrique Peña Nieto “La gallina de los huevos de oro se nos agotó, se acabó”

POR Ramón Alberto Garza

Lunes 16 enero 2017

Yo no sé quien es el responsable de medir los alcances de todos aquellos pronunciamientos delicados que hace el presidente Enrique Peña Nieto.

Pero está mas que claro que en aquello de “La gallina de los huevos de oro se nos agotó, se acabó”, los que lo hicieron no midieron las consecuencias mas allá de la ocurrente metáfora.

O cómo les vamos a explicar a aquellos extranjeros, a los que les vendimos el que vinieran a invertir en gallinas y huevos de oro, que el negocio ya se secó.

Es cierto que la Reforma Energética se hizo para procrear nuevas gallinas, es decir, buscar nuevos yacimientos.

Pero el tufo que queda en el aire tras la ocurrencia presidencial es que el negocio de los huevos de oro –o del oro negro- ya no es negocio en México.

A menos que sea una traviesa estrategia para abrir las puertas a que alguien “de afuera”, con la complicidad o sociedad de alguien “de adentro”, vengan a comprarnos lo que dicen que ya no es negocio, bajo la promesa de que ellos sí lo harán negocio.

Y como aquella gallina está flaca, casi muerta, agotada, pues no hay forma de venderla mas que barata. Y despues de tanta crisis, si con eso se va a acabar la escasez de combustibles y van a bajar los precios de las gasolinas, el pueblo aplaudirá.

Pero al margen del infrontunio de la declaración, el jefe de la nación comete un error estratégico de comunicación al anunciar que México está en serios aprietos financieros.

Porque eso será sin duda un freno no solo a las inversiones que vienen a apostrarle a nuestro país, sino una alerta a los ahorradores extranjeros que traen sus dólares a invertir en suelo mexicano.

Habrá que pagarles más, muchos mas intereses, para que retengan sus Cetes, ahorros o pagarés, porque el riesgo de vivir en un país de gallinas agotadas y de falta de huevos, es muy alto.

Y eso le pegará directamente al bolsillo del fallido gobierno avicultor, que tendrá que salir a dar un road show para decirle al mundo que ese mensaje fue para apaciguar la ira nacional por el gasolinazo, pero no para el extranjero.

La avícola declaración presidencial tiene otra agravante. Si dicen que “la gallina de los huevos de oro se nos agotó”, ¿ya olvidaron que nos anunciaron descubrimientos de mega yacimientos en aguas profundas con los que justificaron la Reforma Energética?

¿Que hay, por ejemplo, de aquel anuncio que hizo el entonces director de Pemex, Emilio Lozoya, el 9 de diciembre del 2015, cuando dijo que los nuevos pozos elevarían la reservas en mil millones de barriles de petróleo?

En que quedamos, pues. ¿La gallina de los huevos de oro está agotada? ¿O no sabemos cómo crecer lo antes posible esos pollitos descubiertos en aguas profundas? O de plano nos queremos echar en huevos ajenos?

CONOCE AL STAFF DE MAGENTA

Ramón Alberto Garza

Comentarios