martes 30 mayo 2017
Que alguien me explique

Fox y sus ‘pinches mamadas’

Después de despotricar contra su sucesor Felipe Calderón ahora, Vicente Fox, se va de frente contra la ley anticorrupción y la declaración 3de3

POR Ramón Alberto Garza

Miércoles 24 agosto 2016

Vicente Fox vuelve a las andadas. Y después de despotricar contra su sucesor Felipe Calderón por meter a su esposa Margarita Zavala en el “negocio” de la política, ahora se va de frente contra la ley anticorrupción y la declaración 3de3.

Al expresidente panista no le gustaron las declaraciones fiscal, patrimonial y de intereses que presentó Andrés Manuel López Obrador.

Y menos aún le gustó que el presidente de Morena retara a Carlos Salinas de Gortari, a Vicente Fox y a Felipe Calderón a que presentaran su 3de3.

Fox sentenció, con su florido lenguaje de víbora prieta y tepocata guanajuatense: “El pinche 3de3 cualquiera se lo salta, eso es una mamada”.

 

Su calificativo se fincó en que no le cree a la 3de3 que presentó López Obrador, pero tampoco a la de Miguel Ángel Mancera.

Y aquí es donde emerge –en su mismo lenguaje– el primer “pinche” cuestionamiento. Al menos el presidente de Morena y el jefe de gobierno capitalino ya dieron la cara. Existe un punto de referencia que de no ser cierto se puede investigar e incluso exhibir.

Completo o a medias, de López Obrador conocemos hoy hasta el detalle los bienes de su esposa Beatriz.

¿Qué sabemos de lo que posee Fox? ¿Pasaría Marta Fox un 3de3? ¿Y de su hijo, el mayor traficante de influencias de su sexenio?

 

Mamada es que el expresidente panista salga a denostar una legislación que ni él fue capaz de promover y consensuar en un sexenio.

Un gobierno del cambio que se caracterizó por cacarear que iban contra la corrupción del PRI, pero que no rindió fruto alguno, porque el suyo fue un sexenio igual o peor de corrupto que los de sus antecesores priistas.

Baste preguntarle a Fox, así, directito, sin “pinches” rodeos, que nos presente su listado de cuántos politicos corruptos fueron procesados durante su sexenio.

La respuesta, para un hombre que prometía el gran cambio, poniendo tras las rejas a todos los corruptos que eran evidentes, esa si –de nuevo, en su lenguaje– es una mamada: ninguno.

 

Y no se fue nadie a la cárcel, porque Fox fue convencido por  su consorte Marta de pactar con aquellos priistas que estaban en la lista de los perseguidos.

Si “el cisne” –como lo llamaba de cariño la primera dama– desatara una cacería, no lo iban a dejar gobernar. Y por eso decía ella, lo necesario era transar para avanzar.

Hasta que terminaron redactando la Reforma Fiscal “panista” en la residencia de Carlos Salinas de Gortari, con quien acabaron pactando el apoyo en 2006 en favor de  Felipe Calderón a cambio de devolverle al PRI las llaves de Los Pinos en 2012. Eso si califica como “pinche mamada”.

Fox acaba diciendo que el único camino para acabar con la corrupción es el de hacer que la Auditoría Superior de la Federación actúe y que se designe a un “zar anticorrupción”.

¿Y esas dos “pinches mamadas” por qué Fox no las promovió en su sexenio?

CONOCE AL STAFF DE MAGENTA

Ramón Alberto Garza

Comentarios