lunes 24 abril 2017
Que alguien me explique

Comencemos por Trump

Una vez mas la sinrazón de los extremismos sacude al mundo. Y ahora no fue ni en, Bélgica, Túnez, Siria, Iraq Australia, Dinamarca, Canadá o Francia, sino en los Estados Unidos

POR Ramón Alberto Garza

Martes 14 junio 2016

Lo de menos es si fue un loco solitario o una articulada horda de radicales fundamentalistas.

La intolerancia traducida en salvaje violencia trastoca a la sociedad global por entero.

El mundo se somete cada día con mas fuerza al terror que se asoma no solo en las absurdas ideas religiosas de los musulmanes extremos.

Es la intolerancia misma de quienes se resisten a admitir la diversidad de género y buscan tomar en mano propia el relámpago de fuego con el que desterrarán de este mundo el pecado.

Pero ese profundo resentimiento extremista no es solo producto de las ideas del fundamentalismo religioso.

Igual de generadoras de odios son las intolerantes declaraciones de un candidato presidencial como Donald Trump, quien insiste en aplastar la libertad cerrando las fronteras norteamericanas a cualquier musulmán o levantando muros para detener en la frontera a cualquier mexicano.

Nada distinto a esa misma intolerancia del empresario republicano que amenaza y condena a cualquier medio de comunicación que lo cuestiona, como lo hizo ayer con el Washington Post.

Intolerancia que también se refleja en el rechazo de los extremistas norteamericanos para someter a un mayor control la compra de armas, como las que empleó Omar Mateen en la masacre de Orlando que dejó 49 muertos.

Desde hace exactamente dos años, el extremismo musulmán del Estado Islámico de Iraq y Siria (ISIS) se atribuye 70 atentados terroristas en 20 países.

Mas de mil 200 seres humanos han muerto y mil 700 han resultado heridos en actos de barbarie que aparecen en cualquier momento, en cualquier lugar.

Sin embargo existen innumerables acciones “solitarias”, como la de Omar Mateen, que son inspiradas en las acciones concertadas de ISIS y sus escuadrones de la muerte.

La siembra de odios en las mentes frágiles o trastornadas de quienes son presa fácil de los extremismos políticos o los fundamentalismos religiosos, convierten a cada desequilibrado en un acto terrorista en potencia.

El mundo tiene que aprender del moderno terrorismo que asalta lo mismo el Metro, que los aeropuertos, las discotecas o los centros nocturno.

Crear estrategias de inteligencia mas eficientes y penalidades mas severas para quienes desde un escuadrón de la muerte o en solitario, con carros bomba o con armas de alto poder, amenazan la vida y las libertades de nuestra sociedad global.

Ignorar lo evidente y aceptar ser sorprendido mañana con una nueva explosión, una nueva masacre, una nueva contabilidad de muertos y heridos, es irracional.

Que tal si vamos comenzando por mostrar ese repudio en un especialista occidental en sembrar odios, como Donald Trump, que convierte su discurso intolerante en un arma con la que pretende liquidar a quien no comulga con aceptar que él es un Dios.

CONOCE AL STAFF DE MAGENTA

Ramón Alberto Garza

Comentarios