sábado 25 marzo 2017
Que alguien me explique

#CanalesPapers: Urge que el fiscal aclare

Jaime “El Bronco” Rodríguez está en una seria disyuntiva: sostener o no a su fiscal anticorrupción, Ernesto Canales Santos

POR Ramón Alberto Garza

Jueves 21 abril 2016

Las detallada revelación del expediente en el que Paula Cusi acusa a su abogado de una abierta traición y del despojo de por lo menos seis millones de dólares obliga al gobernador independiente a reconsiderar.

Primero, porque la lucha contra la corrupción es y será la piedra angular de un Bronco que despertó el voto independiente bajo la promesa de que perseguiría sin piedad a los políticos corruptos.

Y segundo, porque el gobernador de Nuevo León no puede darse el lujo de que cada vez que salga a escena su hombres responsable de luchar contra la corrupción, los ciudadanos lo identifiquen con el rostro de alguien que tienen dudas de probidad.

Porque de acuerdo a los expedientes revelados por Código Magenta, no existe duda de que el fiscal anticorrupción está en abierta falta potencial que en cualquier momento podría causar sanción oficial. El fallo está en suspenso.

La primera evidencia es que el abogado responsable de cuidar las formas para evitar suspicacias, sea demandado por una cliente que siente que la entregó a cambio de un pago.

Yo no se si el abogado Ernesto Canales la entregó o no. Eso lo decidirá el fallo de un juez. Pero en el mejor de los casos, el abogado mostró una inusual novatez al instruir a Paula Cusi a volar desde los Estados Unidos para ser capturada en el momento en que pisó suelo mexicano.

La segunda evidencia es que el abogado defensor acabó recibiendo por lo menos seis millones de dólares, de aquellos a quienes acusaba.

Es decir, fuera por un acuerdo con Paula Cusi o porque aquellos a los que acusaba lo contrataron después para pagar el favor a través de “otros servicios”, el hecho es que existe el registro de transferencias por seis millones de dólares.

Y si su defendida dice que ella no recibió ninguna contraprestación por su desistimiento, la presunción es que ese dinero acabó en las cuentas personales o de empresas ligadas al abogado.

La tercera evidencia, la mas contudente, es que el ahora fiscal anticorrupción buscó ocultar las transferencias al mas puro estilo de los Panamá Papers. Trianguló la entrega del dinero a través de empresas ligadas con él, a cuentas off shore en Holanda y Londres.

Si esas operaciones fueron legítimas, el abogado Ernesto Canales debió manifestarlos en la declaración de impuestos. En la personal o en la de las empresas a las que representa.

Dependiendo de a nombre de quien estuvieran registradas las cuentas. ¿Podría mostrar la entrada del dinero y el pago respectivo de los impuestos para salir de la duda?

Por supuesto que algunos de sus clientes y amigos –sobre todo los que manejan las cúpulas empresariales de Nuevo León- salieron a defender al fiscal del Bronco.

Ni se despeinen. Son los mismos que cuando denunciamos los excesos del Padre Maciel nos excomulgaron a media docena de periodistas que con el tiempo descubrimos que nos quedamos cortos. La historia era todavía peor.

CONOCE AL STAFF DE MAGENTA

Ramón Alberto Garza

Comentarios