miércoles 24 mayo 2017
  • TAGS
Que alguien me explique

Beltrones pone la muestra

Manlio Fabio Beltrones tomó una histórica decisión para el PRI: anunció la petición de expulsión de tres de sus candidatos a las alcaldías tamaulipecas

POR Ramón Alberto Garza

Lunes 9 mayo 2016

Manlio Fabio Beltrones tomó una dura pero histórica decisión para su partido, el PRI.

El dirigente nacional del tricolor anunció la petición de cese y expulsión de tres de sus candidatos a las alcaldías tamaulipecas de Villagrán, Hidalgo y Mainero.

Las acusaciones para inhabilitar como candidatos a Gustavo Estrella, a Reyes Zúñiga y a Luis César Aldape fueron las de haber sido comprados o intimidados por el crimen organizado que desde hace años violenta a Tamaulipas.

La compra o intimidación busca, de acuerdo con el presidente nacional del PRI, que esos candidatos tricolores le dieran su apoyo abierto al candidato a gobernador del PAN, Francisco Javier García Cabeza de Vaca.

 

Pruebas suficientes, muy duras y contundentes debe tener Beltrones para decidirse a salir a dar cara e inmolar a sus correligionarios y candidatos, antes de que sean exhibidos por terceros.

Decimos que la decisión es histórica, porque es la primera vez que el PRI no solo se anticipa, sino que admite que el crimen organizado penetró sus estructuras.

Pero el hecho es apenas un aperitivo de lo que viene en los próximos días y que presagia una tormenta de denuncias y acusaciones en las que, quizás sin duda, el peor librado será el panista Cabeza de Vaca.

Para nadie es un secreto que el candidato albiazul al gobierno de Tamaulipas operó durante los sexenios de Vicente Fox y Felipe Calderón de la mano de los hijos de Marta Sahagún.

Y que los Bribiesca Sahagún y Cabeza de Vaca forjaron una dupla que controlaba lo que se movía por una frontera tan próspera y permeable como Reynosa.

 

En su tiempo las acusaciones iban desde el control de las aduanas hasta el tráfico ilegal de todo tipo de mercancías, hasta acusaciones directas sobre sus presuntas ligas con el crimen organizado.

Por supuesto que los panistas no se quedarán de brazos cruzados, como ya lo mostró su líder nacional Ricardo Anaya, quien acusó presuntos narco-nexos del candidato priista Baltazar Hinojosa.

Con solo recordar sus años como funcionario en la administración de los gobernadores Tomás Yarrington y Eugenio Hernández, pretende colocar el prestigio de Baltazar Hinojosa bajo la lupa.

Por eso decimos que los próximos días, las dos semanas que anteceden a la elección del próximo cinco de junio, las bajas políticas serán más abundantes y dramáticas que las que se dan en la disputa callejera del crimen organizado.

 

Lo advertimos hace unos días en lo que bautizamos como las inminentes narco-elecciones.

Lo que de verdad está en juego no es la decisión democrática de un electorado cansado de la inseguridad y de gobernantes coludidos con los capos del narco.

Lo que está sobre la mesa es la herencia, para un cártel o para otro, del control de un territorio estratégico para el trasiego de droga a los Estados Unidos.

Por lo pronto, Manlio Fabio Beltrones ya se adelantó, colocando sobre la mesa su apuesta. ¿De qué tamaño viene la respuesta? ¿Quién dará el próximo golpe?

CONOCE AL STAFF DE MAGENTA

Ramón Alberto Garza

Comentarios