FACEBOOK

VISTAS
22 Septiembre 2017

Estrés postraumático: ¿Cuáles son las terapias más efectivas?

La psicoterapia general no es tan eficaz en casos de estrés postraumático, por eso, se recomienda recurrir a una terapia especializada

Sobrevivir a desastres naturales o a hechos violentos sin recibir una atención temprana adecuada puede desencadenar un trastorno de estrés postraumático (TEPT), donde, entre otros síntomas, se desarrollan pensamientos negativos, problemas de sueño, pesadillas recurrentes, una desconexión emocional y pérdida del interés por actividades que antes eran placenteras.

Si pasado un mes de la experiencia negativa, la persona continúa sintiendo angustia y ansiedad al grado de no poder desempeñar sus labores de forma normal, es importante que reciba ayuda psicológica profesional y especializada, pues en casos de TEPT suele ser más efectiva que la psicoterapia general.

El terapeuta deberá elaborar un diagnóstico antes de proponer un tratamiento y una terapia a seguir, pero no está de más conocer las bases de aquellas que son más efectivas para superar el estrés postraumático.

Terapia cognitivo conductual

Une diferentes corrientes de la psicología conductista y la cognitiva. Su base es que la conducta humana es aprendida, por lo que por medio de entrenamiento en relajación y el uso de técnicas de exposición y afrontamiento se puede flexibilizar de una forma positiva el significado de las experiencias traumatizantes.

Terapia de exposición

También es común que se utilice en el tratamiento de las fobias y su objetivo es desensibilizar a los pacientes usando estímulos de aquello que les causa angustia y ansiedad; aunque muchos pacientes rechazan esta forma de afrontar su problema, quienes han seguido esta técnica reportan mejores resultados.

Terapia de imágenes corregidas

Se utiliza en pacientes con ansiedad que reviven momentos traumáticos a manera de flashbacks y tienen pesadillas recurrentes. Su objetivo es modificar las creencia negativas y aumentar la capacidad para relajarse, aceptarse y demostrar amor a sí mismos y a sus familias. Con esta técnica, el terapeuta guía al paciente para explorar sus memorias y definir cuáles son las necesidades emocionales involucradas; una de sus herramientas es la meditación guiada.

Recuerda que cada persona evoluciona de forma diferente ante una terapia psicológica. Lo más importante es que se logre un vínculo de confianza con el teraputa para que juntos puedan construir un camino para superar el trauma.