FACEBOOK

VISTAS
16 de Noviembre del 2017

Mujeres fuertes ¡Cuidado, hombres!

A ti que han intentado tocarte, asaltarte o violentarte... ¡Levántate! Es tiempo de usar todo eso para demostrar lo fuerte que eres.
Desde Hollywood hasta el Tec de Monterrey, el acoso a las mujeres ha sido la conversación en las últimas semanas y hay todo un movimiento alrededor de este tema. Tan solo en México, el 66% de las mujeres han sufrido agresiones de tipo emocional, laboral, física o sexual… En México 38.7 por ciento de mujeres ha sido violentada por un desconocido en la calle o transporte público, según un estudio del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). A estos casos se les suman recientemente los de la universitaria, Mara Fernanda Castillo Miranda, presuntamente asesinada por el conductor de Cabify que la transportaba, Ricardo Alexis “N”, en Puebla; o e el de Cinthia Nallely Vázquez, quien desapareció cuando iba camino a la preparatoria y fue encontrada sin vida al día siguiente, en Zacatecas. Lamentablemente en la sociedad en la que vivimos las mujeres deben aprender a defenderse, pues no se garantiza su seguridad en los espacios públicos. Tras lo anterior José Ramón Gutiérrez Hernández, instructor de la Escuela de Defensa Comando Krav Maga señaló que la mujer puede llegar a ser más fuerte y hábil que el hombre por su necesidad de protegerse a sí misma, y aunque el agresor piense que las mujeres son presa fácil, se puede llevar una sorpresa si esta  sabe defenderse. Es por eso que esta ocasión te mostraremos algunas técnicas para liberarte en caso de una situación de riesgo. Si intentan asfixiarte de frente. Muestra control y con uno de tus brazos haz un candado para atrapar la mano de tu agresor; posteriormente ese brazo dóblalo, para dar un codazo al antebrazo que tenga el agresor de lado contrario; mantén tu brazo doblado y da un codazo a su rostro apuntando a su nariz; una vez libre sal corriendo. Si te atacan por detrás. Cuando esto suceda, usa tus pies para pisar los del agresor, con los codos golpea su cabeza con fuerza, después toma uno de sus dedos para torcerlo y liberarte, patea su entrepierna y huye. Si tomas un auto de alquiler y estas en riesgo. En estas situaciones siempre envía tu posición, tu destino y datos del vehículo y del conductor a un familiar; siéntate justo tras el conductor para que puedas observarlo pero él a ti no, si ves que algo va mal asfíxialo usando su cinturón de seguridad o camisa jalándola hacia el asiento del copiloto y empujando su cabeza hasta que se detenga. El 66% de las mujeres en México han sufrido agresiones de tipo emocional, laboral, física o sexual, así que no seas parte de la estadística, si eres víctima pide ayuda, no estas sola. Y si estas en riesgo no caigas en pánico, actúa, tienes la fuerza para liberarte.