FACEBOOK

VISTAS
12 de Marzo del 2018

Suicidio inesperado

El cuerpo de Pedro Raymundo Salinas Arrambide fue hallado sin vida el pasado jueves 8, en sus oficinas en la CDMX. El reporte oficial indica que se trató de un suicidio
Para quienes le conocían personal y profesionalmente, Pedro Raymundo Salinas Arrambide, de 55 años, era un prestigiado abogado, con especialidad en asuntos fiscales, quien fundó la firma legal Salinas Arrambide y Asociados. Nadie le conocía problema, conflicto o depresión, por lo que la sorpresa fue mayúscula cuando su cuerpo fue hallado sin vida el pasado jueves 8, en sus oficinas de Avenida Paseo de las Palmas,en la Colonia Lomas de Chapultepec. El reporte oficial indica que se trató de un suicidio, con un tiro en la sien ejecutado con una arma calibre .38. Habría dejado un recado póstumo, cuyo contenido aun no se revela. Pero el abogado, de afable carácter y reconocido entre sus colegas, se vio envuelto en septiembre del año pasado en un escándalo internacional que involucró a un prominente político mexicano. Se trata del priista Francisco Agustín Arroyo Vieyra, embajador de México en Uruguay, y a quien de acuerdo a una investigación del diario español El País, se le detectaron depósitos por 1.2 millones de dólares en la Banca Privada de Andorra (BPA). La explicación que el guanajuatense dio es que ese dinero fue producto de un pago de honorarios que vino del despacho Salinas Arrambide y Asociados. El caso creció cuando se recordó que Arroyo Vieyra fue el presidente de la Cámara de Diputados en el 2013 y que desde esa posición le otorgó al despacho del ahora suicidado un contrato por adjudicación directa por 3.2 millones de pesos. Pero quizás las relaciones profesionales más sólidas de Salinas Arrambide en el actual sexeniofueron con la bancada del PAN en San Lázaro. Para nadie es un secreto que su vinculación legislativa era con el diputado José Isabel Trejo Reyes, mejor conocido como Chabelo Trejo. El legislador panista, oriundo de Zacatecas, se instaló en la primera fila de la política, cuando en agosto del 2014 fue designado coordinador del PAN en la Cámara de Diputados. Su ascenso se dio cuando el entonces coordinador albiazul, Luis Alberto Villarreal, fue el anfitrión de una escandalosa fiesta en Puerto Vallarta, amenizada con chicas scort de un table dance, a la que acudieron prominentes panistas. El escándalo exhibido en agosto del 2014 por Reporte Indigo, y recordado hoy como “El escándalo de los Diputables”, frustró la carrera de una docena de panistas Luis Alberto Villarreal era conocido entonces por ser el coordinador legislativo del PAN y el responsable de bajar a sus legisladores los fondos del llamado Ramo 23, rebautizado como “El fondo de los Moches”. A partir de que Chabelo Trejo asumió en 2014 la coordinación legislativa fue el responsable de operar la asignación de esas partidas no etiquetadas ni auditadas, que les dejaban jugosos dividendos no solo a los legisladores, sino a los coordinadores y a la dirigencia del partido. Esta cuestionada práctica no es exclusiva del PAN. Es ejercida por todos los partidos en San Lázaro. Era de sobra conocido que el responsable de verificar, al menos entre los panistas, que se dieran todos los pasos legales para que esas partidas pudieran “bajarse”, era Pedro Raymundo Salinas Arrambide. Curiosamente Chabelo Trejo fue designado en enero del 2015 como nuevo secretario general del PAN y su sucesor al frente de la coordinación parlamentaria fue Ricardo Anaya. Por eso decimos que se trata de un suicidio tan inesperado, como inoportuno. Se da en la víspera de que salgan a flote supuestos desvíos de recursos y presunto lavado de dinero del candidato Al Frente Por México. Una lamentable, desafortunada y fatal coincidencia.