FACEBOOK

VISTAS
19 de Diciembre del 2017

Precampañas en el aire

Erráticos, improvisados y controvertidos. Los aún precandidatos presidenciales del PRI, PAN y Morena no alcanzan todavía un estilo personal de campañear
Apenas están haciendo sus rounds de sombra, pero los todavía precandidatos presidenciales no alcanzan todavía un estilo personal de campañear. Ni José Antonio Meade, ni Ricardo Anaya ni Andrés Manuel López Obrador pueden presumir a estas incipientes alturas que sus precampañas que van por camino seguro. Analicemos. José Antonio Meade.- Sin duda con una buena oferta de fondo, pero tropezando en la forma. Aun siendo de calentamiento, su precampaña todavía se siente errática, perdida entre un pasado que no se sepulta y un futuro que no llega. Al candidato “no priista” se insiste en disfrazarlo de priista de viejo cuño. Peregrinando entre padrinos sindicales, disfrazándolo de chamula, obligándolo a exigirse un discurso que no va con su estilo que debería encuadrarse en algo fresco y renovado. Si Meade de verdad busca ser la apuesta nueva, tiene que exigir que lo despojen de esas añejas prácticas. Y su war room de campaña debe ser mas proactivo para crear esa nueva propuesta con la que justificar su candidatura. No estaría nada mal un alto en el camino para diseñar estrategias, en estos días de fiestas en las que sin tamales y ponche, las precampañas salen sobrando. Ricardo Anaya.- Es la propuesta de precampaña mas renovada, pero no deja de ser improvisada y con serios traspiés, que en estos momentos lo hacen ver mas como un aspirante de planilla de la sociedad de alumnos que como un precandidato presidencial. Sin grandes, medianas o aún pequeñas masas arropándolo en sus eventos, el Joven Maravilla luce como futbolista de relevo, haciendo sus ejercicios de calentamiento con la batería, teniendo como bajista al perredista mexiquense Juan Zepeda. El PAN no acaba de sanar su fractura creada por el autodestape de Anaya, mientras que el PRD no alcanza a abrazar al candidato del Frente Por México. Andrés Manuel López Obrador.- Tiene sin duda una precampaña mas articulada y avanzada, pero tampoco está exenta de los traspiés y los acomodos en agendas y alianzas. Sus controvertidas declaraciones de la propuesta de amnistía al crimen organizado y su alianza con el Partido Encuentro Social (PES), de innegable filiación derechista y propiedad del priista Miguel Angel Osorio Chong, son aun misterios indescifrables. Sobre todo para el precandidato de Morena, quien enarbola como estandartes de campaña el Estado de Derecho y la congruencia ética, dos virtudes que buscó reflejar en la presentación de su posible gabinete. Jaime “El Bronco” Rodríguez.- Es el precandidato independiente que cabalga en caballo de Hacienda. En todos los sentidos. Sin poder explicar de donde salieron sus recursos para recabar mas de 900 mil firmas en solo tres estados –Nuevo León y el Estado de México, los mas importantes- El Bronco es el único precandidato independiente que, de llegar a cumplir con los 17 estados exigidos, podrá registrarse en la boleta presidencial. La disputa sobre quien lo relevaría en un interinato como gobernador en Nuevo León lo tiene pensando si vale la pena continuar con la aventura presidencial, o volver a lo seguro reguardándose en el negocio de la gubernatura. De Margarita Zavala, Armando Ríos Pitter, Pedro Ferriz y Marichuy Patrico analizaremos cuando existan sobre la mesa las firmas que hoy no se les ven para calificar.