FACEBOOK

VISTAS

Frente contra Frente

Digan lo que digan, el llamado Frente Opositor integrado por el PAN, el PRD y Movimiento Ciudadano está levantando el vuelo.
Digan lo que digan, el llamado Frente Opositor integrado por el PAN, el PRD y Movimiento Ciudadano está levantando el vuelo. La combinación de anunciarse como el primer bloque político rumbo al 2018 y de frenar como tal la intentona del pase automático del Procurador al nuevo Fiscal, les rindió muy buenos frutos. La troika Ricardo Anaya, Alejandra Barrales y Dante Delgado logró instalarse competitivamente en el ánimo nacional, a pesar de que están en el aire las disputas internas en el PAN y en el PRD. Pero el PRI no se cruzó de brazos. Y Enrique Ochoa Reza salió a aportar lo suyo. Y con la renuncia a los gastos de campaña y la petición para desaparecer a los legisladores plurinominales, sacó ventaja de una cabeza en la carrera sucesoria. Pero el presidente nacional del PRI sabe que esa apuesta por si sola no es suficiente, que la troika gana adeptos y que su apuesta solo con el Verde y Encuentro Social como aliados no da para mucho. Incluso el Panal, que sentía suyo, ya coquetea con el Frente Opositor. Por eso continúa evaluándose la alternativa de otro Frente mas. Uno que desafíe al del PAN, PRD y MC. Un bloque apuntalado por el PRI, pero que retome los quiebres del PAN, del PRD y de Morena para provocar mayor impacto político. Lo anticipábamos hace algunas semanas. Una instancia en donde el apartidista José Antonio Meade fuera postulado por el PRI, apuntalado en alianza con el panismo marginado de la popular Margarita Zavala y con el morenismo también marginado de un operador de la talla de Ricardo Monreal. Una alternativa “centrista” que exhibiría públicamente a un personaje políticamente experimentado, sin filias ni fobias, con expediente limpio, como lo es el del secretario de Hacienda. A su lado “derecho” la figura de quien encabeza hoy las preferencias de opinión azules, Margarita Zavala, quien se iría como independiente bajo la promesa de encabezar el Senado. Y a la “izquierda” la recuperada figura de Ricardo Monreal, reciclado en el PRD, como candidato del nuevo Frente prometiéndole ser el candidato unificado para el gobierno de la Ciudad de México. Si se lograra concretar una oferta así, o similar, se estaría frente a dos bloques poderosos. El de Anaya-Barrales- Delgado y el de Meade-Zavala- Monreal para enfrentar a un Andrés Manuel López Obrador, quien hasta ahora luce casi invencible y en solitario. Porque si bien el seguro candidato de Morena hasta ahora va en alianza con el PT, lo cierto es que mas allá de Claudia Sheinbaum todavía no exhibe mediáticamente aliados que equilibren la presencia de la troika Anaya-Barrales- Delgado. Por eso advertimos de lo inevitable de que emerja otro Frente Opositor. Porque en la política, como en la física, a toda acción le viene una reacción igual y opuesta. Y advirtiendo que al menos Anaya y Barrales tienen contracorrientes internas poderosas, si ellos como dirigentes no tejen los acuerdos necesarios dentro de sus partidos, la división o incluso la fractura es inevitable. Y esa salida, ante una falta de acuerdos, no es otra que los marginados se alíen para fortalecer otra opción, que solo puede ser de la mano del PRI o de algún independiente. Por eso decimos que al Frente Opositor le emergerá en cualquier momento su Frente Opositor. Lo que sea necesario, antes que el mayoritario voto anti-sistema y anti-gobierno se concentre solo en Morena y en Andrés Manuel López Obrador.