FACEBOOK

VISTAS
12 de Julio del 2017

Bartlett, Korrodi, Salinas y Fox

Manuel Bartlet y Lino Korrodi sacuden a México con sus declaraciones. Ahora, ambos personajes clave se declaran aliados del proyecto de Andrés Manuel López Obrador
Manuel Bartlett y Lino Korrodi son, por distintos motivos, dos íconos de la política nacional. Bartlett fue un personaje clave para instalar a Carlos Salinas y mantener al PRI en Los Pinos. Korrodi fue uno de los tres personajes clave para que Vicente Fox sacara al PRI de Los Pinos. Bartlett debió operar en las cañerías del sistema para declarar la caída del sistema de cómputo de la elección presidencial de 1988. Korrodi debió pasar la charola ante grandes empresarios,  cuyas chequeras fueron cruciales para apuntalar la victoriosa campaña de Fox, aún por encima del mutimillonario financiamiento priista que se operó desde el Pemexgate. Por eso sacuden, con diferencia de horas, las declaraciones de estos dos personajes que por más que se les cuestione, no solo tienen su historia, sino que fueron engranes clave de la historia del México moderno. Bartlett reconoce ahora, 29 años después, que Carlos Salinas no ganó la presidencia en 1988. Y lo confirma desde la posición de privilegio que tenía como secretario de Gobernación, el segundo al mando en el gobierno de Miguel de la Madrid. Difícil losa para cargar sobre sus espaldas la del expresidente Salinas, cuando la declaración de Bartlett se suma y ratifica lo dicho ya en sus memorias por el presidente De la Madrid: Cuauhtémoc Cárdenas fue el auténtico ganador de aquella elección. Lino Korrodi, por su parte, abre fuego contra Vicente y Marta Fox a quienes el operador de Amigos de Fox les cuestiona el origen lícito de muchos dineros que llegaron a la campaña que instaló al panista en la casa presidencial. Y censura que Fox haya traicionado el proyecto político de la gran transición y el anunciado cambio por someterse a los caprichos de su ambiciosa cónyuge. Fuertes y lapidarias declaraciones cuando vienen de uno de los personajes que diseñaron la estrategia de expulsión del PRI de Los Pinos. Pero hoy Bartlett y Korrodi tienen otro denominador común. Ambos, desde sus respectivas trincheras, apoyan el proyecto de las izquierdas y en concreto el de Andrés Manuel López Obrador. El poblano y el chihuahuense están sumados desde ya a la precampaña presidencial del tabasqueño y se convertirán sin duda en dos arietes para enfrentar a lo que el líder de Morena llama “La Mafia del Poder”. Con Bartlett y Korrodi en sus filas, López Obrador no tendrá que despeinarse para salir a responder los ataques que vengan de Salinas o de Fox. Bastará que el poblano le recuerde el ex presidente de Agualeguas que fue un presidente espurio, y que el chihuahuense le recuerde al apóstol de San Cristóbal que compró Los Pinos con dinero sucio para apaciguarlos. Esa sería la venganza del ahora presidente de Morena sobre quienes en el 2005 se aliaron desde distintos frentes  buscando desaforarlo como jefe de Gobierno del Distrito Federal, en un intento vano por descarrilar su candidatura presidencial. Los mismos –Salinas y Fox- que pactaron en el 2006 la instalación del PRIAN que llevó a la presidencia a Felipe Calderón con la promesa de que las llaves de Los Pinos volverían al PRI en e 2012. Bajo esa óptica se debe de evaluar la coincidencia de la salida de Bartlett y Korrodi al ruedo político del 2018. Y vaya que esto apenas empieza.