FACEBOOK

VISTAS
04 de Enero del 2018

Bannon entrega a Trump

En el amanecer del 2018, Steve Bannon está por convertirse en una pesadilla para Donald Trump.
Era el hombre de todas sus confianzas, su filósofo supremacista de cabecera, su hombre fuerte a lo largo de toda la campaña y en los primeros meses en la Casa Blanca. Pero en el amanecer del 2018, Steve Bannon está por convertirse en una pesadilla para Donald Trump. Quizás aquella pesadilla que acabe por abrirle al presidente norteamericano las puertas de su eventual impeachment o de su renuncia. Y es que Trump no debe de salir de su sorpresa al enterarse que quien fuera su controvertido jefe de asesores sacudirá con delicadas declaraciones los cimientos de la Casa Blanca. De acuerdo a Bannon, Donald Trump Jr., Jared Kushner y Paul Manafort traicionarion al entonces candidato republicano cuando se reunieron con una abogada rusa para conspirar contra la candidata demócrata Hillary Clinton. La sacudidora declaración del personaje central en los primeros meses de la administración Trump es revelada por Michael Wolff en su nuevo libro “Fuego y Furia: Dentro de la Casa Blanca de Trump” Bannon dijo sarcásticamente que “tres altos cargos de la campaña pensaron que era una buena idea reunirse con un gobierno extranjero dentro de la Torre Trump, en la sala de conferencia del piso 25. Sin abogados”. Y el ex jefe de asesores ataca: “Aun si uno piensa que eso no era una traición, que tampoco era antipatriótico o que no era simplemente una mierda -y yo creo que fue las tres cosas- uno debería avisar inmediatamente al FBI”. Para decirlo en pocas palabras, Bannon califica la reunión entre Trump Jr., Kushner y Manafort con la abogada rusa Natalia Veselnitskaya, como una traición, algo antipatriótico y un acto de mierda. Que esto lo diga un demócrata o un enemigo del gobierno de Trump sería entendible. Pero que el juicio venga de quien fuera el artífice del fenómeno político llamado Donald Trump, es letal. Porque al advertir Bannon que aquello es traición antipatriótica y que se debió avisar al FBI, él se está lavando las manos y endosando lo que considera un delito de traición y lessa patría a los tres personajes mas cercanos al ahora presidente norteamericano. Con la peculiaridad de que dos de esos tres personajes son familia directa del presidente norteamericano. Uno es su hijo mayor y otro es su yerno. Pero Bannon es mas que incisivo. Quizás por la mala forma en la que Trump lo excluyó del círculo íntimo de la Casa Blanca. Y no deja de exhibir su abierto antagonismo con Kushner en el libro de Wolff, que en primicia acaba de adelantar algunos pasajes el diario inglés The Guardian. “El camino para cagar a Trump pasa por Paul Manafort, Donald Junior y Jared Kushner. Es tan claro como un pelo en la cara. Pasa por el Deutsche Bank y toda la mierda de Kushner. Toda esa mierda de Kushner es espesa”. Con una declaración así, de alguien que fuera número uno en el círculo íntimo presidencial, Bannon está marcando la ruta al FBI: búsquenle al yerno, revisen sus cuentas en el Deutsche Bank y le van a encontrar. Lo que se evidencia es que con las nuevas revelaciones de Bannon estamos en la antesala de una severa embestida sobre la delicada investigación del Rusiagate. ¿Negociaría Trump, como lo hizo Nixon, su renuncia a la presidencia de los Estados Unidos a cambio del perdón para su familia y para él mismo? Eso lo sabremos mucho antes de que termine el 2018.